Daños colaterales de un tratamiento de reproducción asistida

Cuando llega el momento de enfrentarse a un tratamiento de reproducción asistida (TRA) vuelve, como por arte de magia, toda la ilusión con la que se empezó a buscar el embarazo y que se perdió por el camino. La esperanza de que sea nuestro tratamiento definitivo, de que consigamos, al fin, el ansiado embarazo.

Pero cuando comenzamos a inyectarnos "drogas duras reproductivas" todo se puede ir al garete. Porque, por mucho que sepamos que vamos a estar controladas por las hormonas, por más que seamos conscientes de que ese estado es ficticio y generado por la medicación, estamos tristes. Una tristeza profunda, soledad, confusión. Una mezcla de sentimientos que aunque no sean reales, los sentimos en lo más profundo de nuestra mente. Y no podemos evitar que nos afecte.


Por otro lado, el desgaste físico que supone un TRA también ayuda a que lo magnifiquemos todo. Pechos grandes que duelen, barrigas infladas que no caben en ningún pantalón y llenas de pinchazos. Yo me veo fea y estoy triste. ¿Puede haber algo más desalentador?

Mi punción ovárica está cerca, y tengo una mínima esperanza de que todo salga bien, no obstante, nadie me lo puede asegurar. Entonces añadimos a esta ecuación llena de incógnitas otra variable más: la incertidumbre. Porque un TRA es duro, y te lo puedes llegar a imaginar, pero siendo sincera, jamás pensé que sería tan agridulce. Pensaba que estaría totalmente feliz por estar un poquito más cerca de mi bichito y que las hormonas serian una minucia frente a tanto amor prematuro.

Pero no. Soy una montaña rusa y las hormonas ganan la batalla durante la mayor parte del día. Y mientras tanto, intento embutirme en mis pantalones de siempre porque me niego a reutilizar los de mi época de buen año.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No
Diario de una madre ingeniera
diariodeunamadreingeniera.wordpress.com
0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Los contenidos publicados en SerásMamá se redactan únicamente con fines informativos y de divulgación. Nunca pueden sustituir la labor de un profesional ni emplearse para facilitar diagnósticos. Para más información, consulta con tu especialista.

Fecha de última actualización: 26/02/2019

©2019 Serás Mamá es una web de elembarazo.net

Forgot your details?