Fases de la congelación de esperma

La congelación de semen se ha convertido a día de hoy en una de las mejores opciones para todos aquellos hombres que desean convertirse en padres en un futuro y que, por diversas circunstancias, no pueden asumir la paternidad en este momento. Por ello, te desvelamos hoy en Serás mamá las fases de la congelación de esperma.

Etapas de la congelación de espermatozoides.

Jack Frog || Shutterstock

Se trata de una técnica de reproducción asistida ampliamente utilizada, y que no conlleva riesgo alguno ni para el donante, ni tampoco para el futuro embrión. De hecho, según revelan los datos, este proceso de preservación de la fertilidad masculina ha demostrado tener una alta tasa de éxito, a pesar de los problemas de fertilidad y por ello, son cada vez más los varones que se someten a él.

Te explicamos paso a paso en qué consiste la congelación de semen y en qué casos está indicado para combatir las diversas causas de infertilidad masculina existentes a día de hoy.

Sin duda alguna, las grandes ventajas de someterse a un proceso de congelación de semen es, por un lado, que los espermatozoides que son criogenizados no ven afectada su calidad. Y por otro lado, que el semen donado y sometido a estes etapas del proceso de congelación no tiene un tiempo límite de conservación, por lo que puede ser utilizado sin problema alguno en el cualquier momento del futuro. Veamos las etapas y fases de la congelación de espermatozoides.

Etapas en el proceso de congelación de esperma

La congelación de esperma es una técnica muy sencilla que se lleva a cabo en un laboratorio especializado en técnicas de reproducción asistida.

  1. El primer paso antes de que se produzca el proceso de criogenización, y para garantizar el éxito de esta técnica, es necesario que el donante aporte muestras actualizadas que serán analizadas, con el objetivo de comprobar que sus espermatozoides se encuentran en buenas condiciones para la congelación.

  2. Además, los expertos en esta técnica suelen llevar también a cabo un seminograma para valorar la calidad del semen en profundidad. En esta prueba se examinan aspectos muy concretos como la concentración de espermatozoides en el semen, su movilidad, su morfología y sus características generales de vitalidad.
  3. Para que pueda llevarse a cabo la técnica de congelación de esperma, es fundamental que los resultados que arroje el seminograma sean positivos, es decir, que se encuentren espermatozoides vivos y en buenas condiciones en la muestra.
  4. En la mayoría de procesos de criogenización espermática, la congelación de los espermatozoides se lleva a cabo a través de la técnica de congelación lenta. Es decir, que una vez obtenida la muestra válida de semen otra de las fases de la congelación de esperma se completa al añadirse unas sustancias crioprotectoras, para evitar así que se produzcan daños celulares irreversibles en estos espermatozoides.
  5. La función de estas sustancias crioprotectoras no es otra que la de deshidratación de las células para evitar que el agua que contienen, al congelarse, rompa sus membranas y se produzca la muerte celular.
  6. Una vez que se ha añadido esta sustancia, los técnicos de laboratorio se encargan de repartir la muestra en varios criotubos, que serán sometidos a una bajada de temperatura paulatina hasta que alcancen los -196 grados centígrados, y pasen entonces a ser almacenados en nitrógeno líquido.
  7. Aunque durante el proceso de almacenaje, la calidad del semen permanece totalmente invariable, hay que señalar, sin embargo, que en el proceso de congelación y descongelación los espermatozoides sí que pueden sufrir algún daño, aunque este hecho no es algo muy frecuente en las fases de la vitrficación espermática.
Fases de la vitrificación espermática.

Serhii Bobyk || Shutterstock

La criopreservación de semen

Además del tradicional proceso de congelación de semen, en los últimos años se ha empezado a practicar también una nueva técnica denominada 'criopreservación espermática' o 'vitrificación espermática'.

En este caso, el proceso de congelación es mucho más rápido que en el de la criogenización del semen, lo que permite realizar el proceso en un periodo mucho más reducido (en apenas una media hora).

Ahora que conoces el detalle cada una de las fases de la congelación de esperma, debemos destacar que, de momento, esta técnica está mucho más extendida para la conservación de óvulos y de embriones ya que los espermatozoides no son tan sensibles al propio proceso de congelación, y no se hace necesario acudir al proceso de vitrificación para conservarlos con éxito.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No
0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Los contenidos publicados en SerásMamá se redactan únicamente con fines informativos y de divulgación. Nunca pueden sustituir la labor de un profesional ni emplearse para facilitar diagnósticos. Para más información, consulta con tu especialista.

Fecha de última actualización: 26/02/2019

©2019 Serás Mamá es una web de elembarazo.net

Forgot your details?