9 Maneras de detectar que se ha despertado tu reloj biológico

Muchos aseguran que hay un momento en la vida de una mujer en el que desea quedarse embarazada y tener hijos. Un día concreto en el que el instinto maternal aflora. Este momento suele asociarse al reloj biológico, afirmando que es una cuestión biológica, algo innato que le sucede a cualquier mujer. Pero ¿Es verdad que existe este reloj biológico? ¿Es una cuestión hormonal?

¿Existe un reloj biológico en la maternidad?

Africa Studio || Shutterstock

¿Existe realmente el reloj biológico?

En este artículo de Serás mamá nos centramos en repasar todo aquello que abarca el reloj biológico de la mujer, presta especial atención. A lo largo de la historia, la figura de la mujer ha estado fuertemente vinculada a la reproducción. No es extraño, teniendo en cuenta que sólo una mujer puede gestar un hijo en su vientre. No obstante, con el paso del tiempo, la mujer comenzó a jugar otros roles. Empezó a prepararse e independizarse, y, por tanto, empezó a postergar el momento de su maternidad y más actualmente con las nuevas técnicas de reproducción asistida que permiten congelar los óvulos y preservar así la maternidad.

Hay muchísimas mujeres que por decisión propia no tienen hijo ¿Significa eso que su reloj biológico está estropeado? No. Lo cierto es que la clave está en darse cuenta de que la necesidad de tener hijos viene dada por una situación emocional y no por un llamado físico de la naturaleza.

Señales para detectar que se ha activado tu reloj biológico

Billion Photos || Shutterstock

Señales de que tu reloj biológico se ha activado


Aunque tengamos claro esto, aunque pensemos que esto del reloj biológico no es del todo cierto, es verdad que hay veces que emocionalmente las mujeres comienzan a sentir la necesidad de ser madres. En este punto sí podemos buscar determinadas señales como las siguientes:

  1. Realizar compras constantes de productos para el bebé de amigos o familiares puede ser otra señal clara de que quizá estés desando tener uno propio.
  2. Quizá una de las pruebas más importantes de que empiezas a sentir el instinto maternal es cuestionarte si tendrás problemas para quedar embarazada. Piensas más de la cuenta en aspectos como la reserva ovárica y la calidad de tus óvulos, sobre si necesitarás un tratamiento de fertilidad o sobre si estás dejando pasar demasiado tiempo.
  3. Estás pensando en cambiar de casa y te has sorprendido pensando en los colegios que hay cerca estás ante otra manera de detectar que tu reloj biológico se ha despertado. Quizá sea una prueba de que quieres tener descendencia ante de lo que has pensado.
  4. Te sorprendes observando tu casa y viendo qué habitación podría convertirse en la de un posible bebé. Es más, imaginas los colores e incluso los muebles que incluirías.
  5. Estás pensando en aceptar un nuevo trabajo. El sueldo es bueno y las condiciones inmejorables. Aun así, te sorprendes pensando en si en esta nueva empresa apuestan por la conciliación laboral y familiar.
  6. Otra de las señales de que tu reloj biológico está despertando es que estás usando un método anticonceptivo, pero aún así, te preguntas constantemente si estarás embarazada. No importa que tan sólo se retrase un día tu ciclo menstrual. Hay momentos incluso en los que experimentas distensión abdominal, calambre o náuseas y la idea de comprar un test de embarazo es urgente. Sí, incluso antes de tener un retraso.
  7. Cuando vas a visitar a una amiga que ha sido madre, realizas muchas preguntas. Preguntas de todo, cómo es el parto, si duele, si las primeras semanas son duras, cómo cambia la vida tras tener un hijo. Lo mejor de todo es que no haces las preguntas por cortesía o curiosidad. Las haces poniéndote en la situación de esa persona.
  8. Ves embarazadas por todas partes, ves niños por todas partes y, sobre todo, eres consciente de la gran cantidad de pequeños que hay a tu alrededor. Siempre han estado ahí, sólo que ahora, simplemente te obsesiona más la idea.
  9. Te planteas abiertamente cómo te gustaría educar a un hijo. Hablas con tu pareja sobre cómo te gustaría esa educación, si quieres colegio religioso, si quieres bautizarlos o no etc.

Ahora que ya conoces qué es el reloj biológico y cuáles son las señales o signos que indican que se ha activado, no olvides que puedes ser madre mediante los diferentes tratamientos de fertilidad.

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

©2018 Serás Mamá es una web de elembarazo.net

Forgot your details?

Ir a la barra de herramientas