¿Por qué recurrir a la embrioadopción?

La embrioadopción o adopción de embriones es una técnica de reproducción asistida por la cual una pareja con problemas de fertilidad, adopta los embriones para realizarse una fecundación in vitro con ellos.

Estos embriones provienen, a su vez, de parejas que ya se han sometido a tratamientos de reproducción asistida previa y que ya han conseguido el embarazo. Como habitualmente existe un exceso de embriones, los no implantados pueden ser donados para que otras parejas alcancen este objetivo.

La donación de embriones y la embrioadopción, se tratan de una técnica sencilla, de bajo coste y perfectamente legal en nuestro país. Además, la donación se realiza de forma anónima y de manera altruista.

En España, a las parejas que tienen embriones congelados, considerados "sobrantes" de tratamientos anteriores, les permite varias opciones:

  • Mantenerlos congelados hasta que termine la vida reproductiva de la mujer.
  • Donarlos a la ciencia para su uso en investigación (aunque actualmente no hay aprobada ninguna investigación con embriones).
  • Destruirlos, en casos muy concretos en los que los pacientes tienen problemas graves de salud y siempre que este hecho esté prescrito por 2 facultativos médicos.
  • O, donarlos a otros pacientes infértiles.

¿Qué ventajas tiene la embrioadopción?

Fases de la embrioadopción


Existen numerosas ventajas en esta técnica, que han hecho que haya aumentado su demanda en los últimos años. Además, las cifras de resultados con la embrioadopción o adopción de embriones son alentadoras y el porcentaje de éxito alcanza el 40% de los tratamientos en la primera inseminación

Entre los beneficios de la embrioadopción están los siguientes:

  • Proceso sencillo y rápido, en el que no existe lista de espera pues muchas clínicas disponen de un banco de embriones a disposición de sus pacientes.
  • Tiene un bajo coste. El proceso de congelación y conservación de los embriones y su posterior implantación no es caro.
  • Los embriones seleccionados pasan análisis previos para evitar cualquier tipo de enfermedad infecciosa.
  • Además, estos embriones proceden de parejas que ya han logrado un embarazo, lo que aumenta las opciones de que otra pareja lo consiga utilizando los mismos.
  • Se trata de un proceso poco invasivo. Las pacientes no tienen que someterse a una estimulación ovárica previa. Tan solo tomar una medicación que consiga un engrosamiento endometrial óptimo y monitorizar su ciclo para que el ginecólogo determine el momento exacto en el que realizar la transferencia de embriones.
  • Pueden acudir a ellas tanto parejas con problemas de fertilidad, como mujeres sin pareja o mujeres con pareja del mismo sexo, ya que es una alternativa a los tratamientos con donación de semen.
  • Las técnicas actuales de crioconservación hacen que la supervivencia embrionaria alcance un porcentaje muy elevado, que ronda el 90%.
  • Es un recurso al que acudir cuando el resto de tratamientos han fallado y no se ha logrado un embarazo.
  • A pesar de su nombre, no hay que hacer ningún trámite de adopción, como es el caso de las adopciones tradicionales. En la embriodonación, basta firmar un consentimiento informado para empezar el tratamiento.
  • Es ideal para que aquellas mujeres que tienen una baja reserva ovárica, debido a la edad o a otras causas. También, cuando es el varón quien presenta algún problema fértil que impide la concepción.
  • Psicológicamente, existe una ventaja importante, no ya para los pacientes que adoptan, sino para aquellos que donan. Se trata de la sensación de bienestar emocional que les produce el haber ayudado a otras parejas / personas que se encuentren en sus circunstancias.

Ahora ya conoces las diferentes ventajas que te ofrece la embrioadopción por si decides recurrir a este tratamiento de fertilidad con el objetivo de ser mamá.

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

©2018 Serás Mamá es una web de elembarazo.net

Forgot your details?

Ir a la barra de herramientas