Riesgos de la inseminación artificial humana

¿Has decidido pasar por una inseminación artificial para cumplir tu sueño de ser mamá? Si has elegido esta vía, es muy probable que te estés preguntando cuáles son los riesgos reales que se derivan de la inseminación artificial humana.

En las últimas décadas, los avances en las técnicas de reproducción asistida han sido más que evidentes, y con ello también han disminuido los riesgos y los efectos secundarios de muchos de estos tratamientos de fertilidad.

Riesgos de inseminación artificial humanan

ittipon || Shutterstock

En este sentido, los riesgos de la inseminación artificial tanto para la madre como para el bebé se han reducido considerablemente aunque, hay que reconocer que someterse a la inseminación artificial humana es un proceso que todavía a día de hoy, no está exento de ciertos riesgos y debes conocerlos antes de ser mamá y estar informada.

¿Cuáles son los riesgos de la inseminación artificial para la madre?

La inseminación artificial es una técnica reproductiva muy sencilla que no conlleva grandes riesgos para la mujer. Sin embargo, antes de someterte a esta técnica es probable que ya te hayan comentado que la posibilidad de tener un embarazo múltiple es más alta que si concibes de forma natural.

Riesgos derivados de la estimulación ovárica

Los principales riegos asociados a la inseminación artificial humana están directamente relacionados el tratamiento de estimulación ovárica que recibe la futura mamá. Aunque en la inseminación artificial el tratamiento de estimulación ovárica es en bajas dosis, y se hace de forma controlada para producir la maduración de 1 o 2 óvulos, no más.

Por ello, la probabilidad de tener un embarazo múltiple cuando una mujer se somete a una inseminación artificial suele oscilar entre un 15 y un 30%, siendo más frecuente entre mujeres jóvenes.

Como seguramente ya sabrás, los riesgos directamente asociados a un embarazo múltiple son, por ejemplo, la preeclampsia y la diabetes gestacional para la madre, y el bajo peso o el nacimiento prematuro para el bebé.


Otro de los riesgos para la madre y que está directamente asociado con el tratamiento de estimulación ovárica es el Síndrome de Hiperestimulación Ovárica, que suele producir entre otros muchos síntomas: náuseas, mareos, hinchazón en el abdomen o dolor pélvico agudo.

No dejes de leer las preguntas más frecuentes de la inseminación artificial y consulta con tu especialista en fertilidad todo aquello que te preocupe sobre esta técnica.

Riesgos derivados de la inseminación artificial

En cuanto a los riesgos directamente relacionados con la inseminación artificial y cuando un especialista lleva a cabo esta  técnica, la madre puede contraer infecciones vaginales provocadas por los restos de plasma seminal.

Riesgos para la madre de la inseminación artificial

Africa Studio || Shutterstock

Otro de los efectos secundarios de la inseminación artificial para la madre pueden ser las reacciones alérgicas, especialmente si la paciente es sensible a alguno de los materiales que se utilizan en el quirófano.

Y finalmente, algunas mujeres que se someten a una inseminación artificial pueden padecer también reacciones inmunológicas, especialmente las mujeres que tienen anticuerpos a los espermatozoides en su flujo vaginal.

¿Cuáles son los riesgos de la inseminación artificial para el bebé?

En cuanto a los posibles riesgos que la inseminación artificial puede tener para el futuro bebé, éstos están directamente relacionados con las complicaciones que se pueden dar a lo largo del embarazo. Los más frecuentes suelen ser, el aborto espontáneo, que tiene una incidencia de un 20% en los embarazos que se han producido a través de inseminación artificial, y suelen ocurrir, sobre todo, en las primeras semanas de gestación.

Además de conocer los efectos secundarios de un tratamiento de inseminación artificial, descubre cuál es el porcentaje de éxito de la inseminación artificial y qué factores determinan esta probabilidad.

El segundo riesgo de la inseminación artificial tanto para la madre como para el bebé, es el embarazo ectópico, un embarazo que se produce fuera del útero. Con la inseminación artificial, la probabilidad de tener un embarazo ectópico se sitúa en torno al 4%. Sin embargo, en las mujeres que conciben de forma natural, esta probabilidad se reduce al 0,8%.

A pesar de que existen algunos riesgos en caso de someterte a un tratamiento inseminación artificial, no debes olvidar que este proceso te ayudará a ser mamá soltera, en pareja y comenzar una nueva etapa llena de ilusión, así que no pierdas las esperanza de formar una familia dado que estas técnicas para lograr la paternidad están evolucionando.

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

©2017 Serás Mamá es una web de elembarazo.net

Forgot your details?

Ir a la barra de herramientas