Hablar de la infertilidad

Cuando pasamos mucho tiempo metidas en tratamientos de reproducción asistida nos vemos acompañadas en este viaje por unos sentimientos bien conocidos por todas nosotras como puede ser la tristeza, el sentirse apagadas… llega un punto que no te reconoces, te apetece menos quedar con la gente, estás apática… Y esto nadie lo entiende, durante este tiempo se produce una serie de revolución en nuestro interior, muchos sentimientos afloran y muy pocas personas nos entienden. Confunden nuestra pena, frustración, dolor, con envidia hacia un embarazo ajeno, obsesión, y estrés.
Es una tristeza muy profunda, porque desde hace años que sientes a tu hijo, sueñas con él, al principio era una ilusión, incluso tenías pensado su nombre, pero ese hijo no llega, es como si estuviera al final de un túnel solo ves su silueta , pero tu corres hacia él , te caes, te levantas, mil piedras en el camino , lloras, pataleas pero continuas aunque nunca llegues a alcanzarle, es frustrante, desesperante, es un sentimiento que no se entiende, para el resto de la gente no te quedas por culpa de tu obsesión, es decir encima, parece que tienes tú la culpa.

Normalmente simplifican tanto nuestros sentimientos que te hacen sentir que eres una exagerada, mientras tú solo te sientes incomprendida. Por eso se suele optar por no contarlo.


También puede que no se cuente porque por el simple hecho de decir que tienes un problema de fertilidad, te pones a llorar, o porque no quieres preocupar a la familia, o simplemente no quieres que te pregunten constantemente por el tratamiento, dar explicaciones…
Los problemas de fertilidad son un tema muy personal, un tema tabú. A todo esto tienes que aguantar con la frase que más odia una infértil: “ relájate, no te obsesiones!”

Pero no os dejéis que os engañen, vosotras no tenéis la culpa, el estado de ánimo no afecta por ejemplo a la calidad de los óvulos, tus óvulos van a seguir siendo igual de viejos aunque tu montes una fiesta y seas las más “happy” del mundo, lo que sí que va a afectar es que al estar tan triste y deprimida decidas tirar la toalla, no hacer más tratamientos porque no puedes aguantar un negativo más. Y sin tratamientos sí que tus posibilidades disminuyen. Asi que siempre que la economía lo permita, continua con lucha, cuéntalo a la gente que de verdad entiendan tu sentimiento, y si no han pasado por esto, hazles saber que no necesitas palabras ni consejos bien intencionados, que con un abrazo es más que suficiente para sentirse arropada que al fin y al cabo es lo único que queremos.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No
El peso de la infertilidad
elpesodelainfertilidad.blogspot.com.es
0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Los contenidos publicados en SerásMamá se redactan únicamente con fines informativos y de divulgación. Nunca pueden sustituir la labor de un profesional ni emplearse para facilitar diagnósticos. Para más información, consulta con tu especialista.

Fecha de última actualización: 26/02/2019

©2019 Serás Mamá es una web de elembarazo.net

Forgot your details?