Cómo se hace la Histerosalpingografía

La histerosalpingografía o uterosalpingografía es una prueba de fertilidad radiológica usada para explorar la cavidad uterina y las trompas de Falopio con el objetivo de confirmar o descartar la infertilidad femenina.

Qué es la Histerosalpingografía

La histerosalpingografía es una prueba médica fundamental para detectar la infertilidad en las mujeres. Esta prueba de fertilidad se basa en la introducción de un medio de contraste radio-opaco (iohexol) en la cavidad uterina y en las trompas de Falopio para observar los bordes y la forma de estas estructuras y detectar así posibles irregularidades u obstrucciones en las mismas. El especialista observa un problema de fertilidad el desplazamiento del tinte por toda la cavidad uterina y verifica posibles anomalías o defectos en estos órganos.

Cuándo se hace la Histerosalpingografía

La histerosalpingografía es una prueba de fertilidad que se realiza principalmente cuando es necesario estudiar el interior del aparato genital femenino ya sea por alguno de los siguientes problemas:

  • Fertilidad y esterilidad: es una prueba esencial en cualquier estudio de esterilidad y/o fertilidad para saber si la cavidad uterina y las trompas de Falopio están abiertas y preparadas para recibir el óvulo fecundado.
  • Malformación uterina: esta prueba puede diagnosticar anomalías en el útero, como septos uterinos, úteros bicornes o la malformación de Rokitansky.
  • Revisión tras la operación de la ligadura de trompas: una vez realizada esta intervención quirúrgica, el especialista puede pedir la realización de esta prueba para asegurarse de que las trompas han quedado correctamente bloqueadas.
  • Pólipos uterinos y otros tumores: la histerosalpingografía puede identificar tumores benignos y malignos del endometrio uterino.
  • Síndrome de Asherman: esta prueba puede revelar la desaparición de la cavidad uterina al pegarse sus paredes entre sí después de una cirugía o legrado uterino.

Cómo se hace la Histerosalpingografía

Antes de realizarte la histerosalpingografía, el médico te preguntará si estás de acuerdo con someterte a la prueba y te pedirá que firmes el documento del consentimiento informado en el que se detalla en qué consiste la prueba. Probablemente, te darán cita para que te sometas a la histerosalpingografía otro día.

No es necesario que cambies tu rutina el día que tengas la prueba, aunque deberás tomarte el antibiótico y los analgésicos que puede haberte recetado el ginecólogo anteriormente. Eso sí, evitar acudir nerviosa a la prueba, ya que sólo durará unos minutos, y procura llegar un poco antes de la hora acordada para no llegar nerviosa o con prisas.


A continuación, te explicamos paso a paso cómo se hace la histerosalpingografía:

  1. Te pedirán primero que te tumbes en posición ginecológica, es decir, sin ropa de cintura para abajo y con las piernas abiertas para que el profesional pueda explorar correctamente la zona de la vulva.
  2. El médico introducirá un espéculo a través de la vagina para poder visualizar el cuello uterino, es decir, la entrada a la cavidad uterina.
  3. Con anestesia o sin ella, introducirá un pequeño tubo de plástico a través del cuello uterino. Una vez colocado, empezarán a introducir un medio de contraste radiopaco que podrá ser visualizado en una radiografía.
  4. te pondrán al lado de una máquina de rayos X y comenzarán a introducir una sustancia hacia el interior de la cavidad uterina. Esta sustancia es un medio de contraste radiopaco, es decir, se puede visualizar en una radiografía. Puede que te pidan cambiar de posición para que el especialista pueda observar mejor la imagen.
  5. Una vez finalizado el proceso, el médico obtendrá la imagen ideal y te retirará el tubo colocado a través del cuello uterino y podrás volver a vestirte.

Durante la histerosalpingografía, no deberías sentir dolor, aunque algunas mujeres notan molestias cuando se les introduce el medio de contraste en la cavidad uterina, lo cual suele deberse a alguna anomalía en el útero. Además, en ocasiones se anestesia la entrada del cuello uterino con un pequeño pinchazo de anestesia local que puede ser un tanto molesto. Sin embargo, muchas veces se opta por no anestesiar ya que la prueba no debería suponer ningún dolor.

Resultados de la Histerosalpingografía

Los resultados de la histerosalpingografía pueden conocerse una vez finalizada la prueba. No obstante, para evitar que algunos datos sean malinterpretados, el ginecólogo necesitará unos días para estudiarlos y valorarlos detenidamente.

Él mismo te comentará cuál es el resultado de la histerosalpingografía y te comunicará el diagnóstico, así como el tratamiento en caso de que la prueba haya resultado alterada y sea definitiva.

En la imagen de la histerosalpingografía se podrá observar una figura ovalada de medio de contraste, la cavidad uterina, con dos líneas finas que salen de su parte más superior, los conductos de la trompa de Falopio. En condiciones normales, el medio de contraste se desplazará por estos conductos y se verá cómo se derrama hacia el interior de la cavidad abdominal.

1 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

©2017 Serás Mamá es una web de elembarazo.net

Forgot your details?

Ir a la barra de herramientas