Toda la información que debes saber sobre el estudio de fertilidad

Cuando una pareja lleva más de 12 meses buscando un embarazo natural y no hay respuesta, es momento de acudir a un especialista. No debemos preocuparnos, son muchos los factores que pueden alterar nuestra función reproductiva. Ahora bien, al acudir a un especialista, lo primero que hará será, además de una entrevista para conocer nuestro historial médico, hacernos un estudio de fertilidad. Este estudio de fertilidad determinará el problema y dará herramientas al especialista para saber qué tipo de tratamiento debemos seguir.

Pruebas del estudio de fertilidad

Africa Studio || Shutterstock

Pruebas de fertilidad del hombre

El hombre deberá someterse a una primera prueba. Una prueba sencilla, el seminograma o espermograma. Con esta prueba, el especialista en fertilidad determinará las características de los espermatozoides, centrándose así en su morfología, cantidad, PH, volumen del líquido seminal y capacidad de fecundación, entre muchos otros. Dependiendo de este examen, el médico podría pedir otras pruebas complementarias para realizar un estudio de fertilidad más completo. Estas pruebas de fertilidad son las siguientes:

  1. Test de capacitación (REM): este test de capacitación de los espermatozoides eliminará de la muestra todos los fluidos contenidos en el semen. De esta forma, tan sólo quedarán los espermatozoides con capacidad de fecundar. Se realizará en un estudio de fertilidad masculino un recuento más exhaustivo para poder determinar cuántos son útiles llegado el caso de reproducción asistida.
  2. Estudios bacteriológicos y bioquímicos: el semen se somete a un cultivo y, además, se realiza una analítica de sangre. El objetivo es conocer si el hombre cuenta con algún tipo de infección que está alterando la calidad del semen.
  3. Un análisis hormonal: en este análisis se medirán niveles de FSH, LH y testosterona. Con estos niveles se puede saber si hay alguna alteración que esté causando problemas en la calidad del semen.
  4. Biopsia testicular: esta prueba se realiza únicamente si no se puede obtener semen mediante una eyaculación normal. En casos de eyaculación retrógrada o incluso la inexistencia de espermatozoides en la eyaculación. Así se pueden sacar los espermatozoides con la biopsia testicular que están en los testículos para analizarlos.

  5. Cariotipo: se trata de un estudio de fertilidad genético realmente completo que se realiza para identificar alteraciones cromosómicas causantes de infertilidad masculina.
Biopsia testicular como alternativa a la azoospermia

Africa Studio || Shutterstock

Pruebas de fertilidad para la mujer

En este caso para saber cuáles son los impedimentos para ser madre de manera natural, además de conocer el historial médico de la mujer, será necesario otro tipo de pruebas para poder evaluar su caso concreto, a grandes rasgos así es cómo se hace un estudio de fertilidad a la mujer para identificar cuáles son los problemas de fertilidad que evitan la concepción.

  1. Estudio hormona basal: se realiza una analítica de sangre para poder observar la función ovárica e hipofisaria. Esta analítica hormonal femenina tendrá que realizarse al principio del ciclo, sobre el tercer día.
  2. Ecografía transvaginal: se trata de un examen sencillo, con ultrasonidos, que dará mucha información al especialista. Esta prueba arroja luz sobre la morfología del útero y los ovarios, para poder conocer la respuesta del ovario o del endometrio durante todo el ciclo.
  3. Histeroscopia: en este caso esta prueba del estudio de fertilidad femenino se trata de un examen endoscópico en el que se introduce un pequeño tubo óptico en el cuello uterino. Con este tubo se podrá observar mejor la cavidad uterina. El especialista podrá evaluar mediante la histeroscopia, tanto el canal cervical como el interior del útero. Sirve para descartar alteraciones dentro del útero de la paciente. Asimismo, también es una prueba que intenta arrojar un poco de luz a los problemas de implantación de los embriones, aunque este es un tema bastante complicado.
  4. Biopsia del endometrio: esta biopsia del endometrio se realiza por aspiración de la mucosa endometrial. El estudio en sí intentará descartar las infecciones o anomalías en el endometrio.
  5. Histerosalpingografia: en esta prueba se usa un contraste líquido que es inyectado en el cuello del útero. Este contraste permitirá observar la cavidad del útero y la permeabilidad de las trompas.  La prueba es interesante para descartar obstrucciones en las trompas, pues una obstrucción impediría el embarazo natural.
  6. Cariotipo: como en el caso del hombre, se trata de un estudio genético para poder revelar anomalías cromosómicas que puedan explicar la esterilidad o infertilidad.
0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

©2018 Serás Mamá es una web de elembarazo.net

Forgot your details?

Ir a la barra de herramientas