Pruebas para detectar la infertilidad masculina

Existen diversas pruebas médicas dirigidas a detectar el grado de infertilidad masculina. Algunas señales físicas como la aparición de varices en los testículos (varicocele), la caída del bello corporal, cambios en la voz o infecciones en los órganos sexuales, entre otras, pueden alertar de que el hombre padece un problema de fertilidad.

pruebas infertilidad masculina

Si estáis intentando tener un bebé, es importante que tanto tú como tu pareja os sometáis a una serie de pruebas con el fin de confirmar o descartar la infertilidad del hombre. Estos exámenes clínicos son similares a los que se practican para diagnosticar la infertilidad femenina. A continuación, te indicamos cuáles son las pruebas para detectar la infertilidad masculina:

Historial médico para detectar problemas de fertilidad

El médico o el especialista revisa el historial médico, tanto del hombre como de la mujer, y realiza una serie de preguntas para registrar la edad, la frecuencia coital con la pareja, el uso de lubricantes, antecedentes de enfermedades de transmisión sexual (ETS), consumo de alcohol, tabaco y otras drogas; actividad física y ocupación.

Otras pruebas complementarias consistirán en una exploración física que incluye: el peso, la talla, el índice de masa corporal, examen tiroideal, evidencia de alteraciones cromosómicas, evidencia de ETS y masas en hipogastino.


Perfil hormonal para detectar problemas de fertilidad

La analítica de sangre permite detectar los niveles de determinadas hormonas (como la testosterona y la prolactina, entre otras) relacionadas con la producción de esperma. El análisis de sangre se realiza junto con el análisis de semen.

Análisis de semen

El análisis de semen consiste en un examen completo para determinar la calidad de los espermatozoides y su capacidad para fecundar el óvulo. Las deficiencias en el semen constituyen una de las principales causas de infertilidad masculina. Por un lado, se realizan unas pruebas diagnósticas rutinarias, que incluyen un seminograma y el Test de Supervivencia; mientras que, por otro lado, se llevan a cabo las pruebas diagnósticas avanzadas, como son el Test de Fragmentación, FISH de espermatozoides, un estudio de Meiosis y pruebas microbiológicas del esperma.

Para el análisis de semen, es necesaria una muestra de semen obtenida mediante masturbación, o bien, el médico te proporcionará un preservativo especial para recoger el semen durante el coito. La muestra se examina en el plazo de una hora desde su obtención y sus parámetros se plasmarán en un espermiograma o seminograma, el cual proporciona mucha información sobre la cantidad y la calidad del semen como, por ejemplo, el volumen de semen, la cantidad total de espermatozoides en la muestra de semen, la motilidad de los espermatozoides, la morfología de los espermatozoides, etc.

Si produces muy pocos espermatozoides o no produces espermatozoides, el médico podría realizarte una prueba genética para determinar si existe alguna anomalía en tus genes que te impida producir espermatozoides. Recuerda consultar a tu médico cualquier duda que tengas sobre las pruebas para detectar la infertilidad masculina.

Si después de todas las pruebas, el especialista confirma tu infertilidad, no olvides que existen las técnicas de reproducción asistida, como la inseminación artificial o la fecundación in-vitro, de modo que puedes hablar con tu pareja y tu doctor para encontrar la mejor opción para lograr el embarazo.

1 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

©2018 Serás Mamá es una web de elembarazo.net

Forgot your details?

Ir a la barra de herramientas