Tratamiento de los miomas uterinos

Los miomas uterinos son tumores benignos considerados no cancerígenos que se dan en la cavidad uterina y que afectan a una gran mayoría de mujeres. Aproximadamente un 30 % en edad fértil, llegando incluso a tasas del 50% cuando se cumplen 50 años. Se trata, por tanto, de una patología bastante frecuente que en contadísimas ocasiones puede convertirse en maligna. Sin embargo, es conveniente seguir un tratamiento médico para el mioma uterino. A continuación puedes conocer los síntomas más comunes y cómo se trata normalmente, presta especial atención.

Tratamiento médico para un mioma uterino

PhotoMediaGroup || Shutterstock

Síntomas del mioma

Hay diferentes causas de infertilidad femenina que y algunas de ellas proceden de anomalías o problemas en el aparato reproductor femenino.

Es importante conocer cuáles son los síntomas de los miomas uterinos para así ponerse cuanto antes en manos de un experto. Existen una serie de síntomas comunes en todas o casi todas las mujeres que sufren de miomas. Entre ellos destacan los siguientes:

  • Menstruaciones abundantes en cantidad y duración. Largas y habitualmente dolorosas.
  • Molestias durante las relaciones sexuales.
  • Dolores lumbares, pélvicos e incluso de la zona rectal, donde se puede sentir presión.
  • Hinchazón de la zona del abdomen.
  • Sangrados entre ciclos menstruales.
  • Episodios alternos de fiebre.
  • En los casos en los que los miomas afectan a la fertilidad femenina, las mujeres pueden tener dificultades para quedar embarazadas y, en el caso de conseguirlo, experimentar abortos de repetición.

Diagnóstico del mioma en el útero

A veces los miomas cursan sin sintomatología debido a su escaso tamaño y a su ubicación y es imprescindible para tener un embarazo que llegue a término tener un útero sano y fuerte.

En caso de no presentar síntomas, no hará falta iniciar un tratamiento y solo habrá que revisarlos cada seis meses aproximadamente para observar que no crezcan y se multipliquen.

Si se sospecha, debido a los síntomas sufridos, que se pueden tener miomas, es preciso hacer un diagnóstico de los mismos. Este diagnóstico se hará a través de una exploración de la zona pélvica de la paciente, así como de la realización de una ecografía.

El palpamiento físico determinará la morfología del útero, aunque esta es una primera prueba que siempre se complementa con una ecografía. Durante este diagnóstico por imagen, se observará el tamaño, la localización y las características de cada uno de los miomas, para hacer una valoración exhaustiva.


Se puede realizar tanto una ecografía vaginal como una abdominal teniendo ambas diferentes características. Mientras que la primera es la que ofrece una información más detallada y fiable, la segunda es más útil si los nódulos son de gran tamaño.

También se puede completar la ecografía con una tomografía pélvica o con una resonancia magnética y para revisar que no existen ningún problema de fertilidad. Con la tomografía se estudia la posible repercusión de los miomas en otros órganos. Por su parte, con la resonancia, se visualizan los tumores más pequeños lo cual ayuda en la elección del tratamiento quirúrgico que habrá que llevar a cabo para estirparlos.

¿Qué es un mioma en el útero?

sebra || Shutterstock

Cómo tratar un mioma uterino

Debes saber que los miomas uterinos tienen una estrecha relación con la fertilidad femenina, pueden afectar a esta en mayor medida si hablamos de ciertos miomas en el útero.

¿Cómo tratar un mioma uterino? Existen principalmente dos tipos de tratamientos en función del tipo de miomas que tengamos.

  • Tratamiento hormonal

Se utiliza para eliminar las molestias propias de los miomas y reducir su número o tamaño. Este tratamiento dura aproximadamente entre tres y seis meses y se administran una serie de fármacos que provocan un estado similar al de la menopausia.

Realmente la utilización de este medio resulta temporal y es una primera fase para allanar la siguiente que consistirá en una cirugía. Se reduce el número y volumen del mioma para, en una intervención quirúrgica posterior, eliminarlos más fácilmente.

Si solo necesitamos disminuir los síntomas se puede usar el DIU o determinados anticonceptivos orales.

  • Tratamiento quirúrgico

Hay varias opciones según el tipo de miomas. Entre ellos destaca la resección histeróscopica, una intervención indicada para mujeres jóvenes que quieren mantener su función reproductora.

También operaciones laparoscópicas, que permiten la realización de histerectomías, es decir la extracción del útero, que a veces eligen aquellas que ya han cumplido sus expectativas como ser madre.

Y, finalmente, la realización de una cirugía cuando ninguna de las anteriores resulta válida.

Ahora que ya sabes en qué consisten los tratamientos para un mioma uterino, respecto a la prevención de los miomas, aunque no existen estudios concluyentes, mantener un peso adecuado y realizar ejercicio con frecuencia disminuye la posibilidad de sufrirlos. Ante cualquier duda sobre cómo tratar los miomas uterinos, acude a tu ginecólogo o especialista en fertilidad.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No
0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Los contenidos publicados en SerásMamá se redactan únicamente con fines informativos y de divulgación. Nunca pueden sustituir la labor de un profesional ni emplearse para facilitar diagnósticos. Para más información, consulta con tu especialista.

Fecha de última actualización: 26/02/2019

©2019 Serás Mamá es una web de elembarazo.net

Forgot your details?