Toda la información sobre los miomas uterinos y su relación con la fertilidad

Los miomas uterinos son tumores benignos que se encuentran en la cavidad del útero y que se calcula que afectan a un 30% de mujeres en nuestro país en edad fértil. Si te cuestionas en qué consiste esta alteración y su puede causar problemas de fertilidad, sigue leyendo e infórmate.

¿Qué es un mioma en el útero?

sebra || Shutterstock

¿Qué es un mioma?

Principalmente se trata de masas anormales compuestas por tejido muscular liso que crecen en el interior del útero o en sus proximidades, como el cuello uterino.

Por lo general, los miomas uterinos aparecen al mismo tiempo, aunque también es posible que pueda desarrollarse uno solo.

Es muy raro que un mioma se convierta en un tumor maligno y, a la larga, esto solo sucede en 1 de cada 10.000 pacientes, por lo que lo primero es mantener la calma respecto al diagnóstico.

En cuanto a los síntomas de los miomas uterinos, destacamos:

  • Sangrados menstruales profusos y abundantes. A veces con presencia de coágulos.
  • Sangrados más moderados “entre periodos menstruales”.
  • Ciclos menstruales más largos de la duración “normal”.
  • Dolor e hinchazón en la parte baja del abdomen.
  • Molestias abdominales al mantener relaciones sexuales.
  • Necesidad de orinar con demasiada frecuencia.
  • Cólicos frecuentes.
  • Lumbalgia.

Para visualizar la presencia de miomas en el útero cuando se sospecha de su existencia, el ginecólogo realizará un examen pélvico y una ecografía detallada. Otras técnicas de diagnóstico que se pueden emplear son una resonancia magnética, una biopsia endometrial o una histeroscopia, básicamente.

Tipos de miomas uterinos

Existen tres tipos de miomas, según la localización donde se encuentren:

  • Miomas subserosos. Localizados en la pared del útero, hacia fuera. La gran mayoría son de este tipo alcanzado tasas de hasta el 50-55%. Como están en la cubierta del útero, éste presenta un aspecto abultado.
  • Miomas intramurales. Están presentes en la pared muscular del propio útero, afectando también a su forma anatómica pues alteran el espesor de la pared. Es el segundo grupo más frecuente, con índices de hasta el 40%.
  • Miomas submucosos. Llegamos al tipo de mioma más infrecuente que solo afecta a un 5% de las pacientes. Se desarrollan hacia el interior del útero pudiendo afectar a su morfología y funcionalidad.
¿Afecta los miomas uterinos en la fertilidad de la mujer?

siam.pukkato || Shutterstock

¿Afectan los miomas uterinos a la fertilidad de la mujer?

Muchos de los miomas más frecuentes no son la causa por sí mismos de la infertilidad femenina. Aunque todo depende del tipo de mioma que presentemos, el número de ellos y dónde estén situados, pero en principio estos no suponen un problema a al hora de querer ser madre y concebir.

Los miomas uterinos subserosos y los intramurales no suelen relacionarse con los problemas para concebir y finalizar una gestación. Sin embargo, los miomas submucosos sí que la pueden comprometer. Este tipo de miomas, al estar localizados en el endometrio y alterar incluso su mucosa pueden afectar de dos maneras o bien impidiendo la entrada del espermatozoide a las trompas de Falopio, o bien dificultando la implantación embrionaria una vez que llega a esta área.

En numerosos casos en los que se producen abortos de repetición o no se consigue un embarazo de manera natural hay que analizar si es debido a esta causa.

Si te preguntas si los miomas uterinos influyen en la fertilidad femenina, debes saber que depende del tipo de mioma, no obstante, de ser así, los miomas uterinos tienen tratamiento e incluso muchos profesionales recomiendan extirparlos afecten a la fertilidad o no, cuando provoquen dolor o incomodidad a la mujer.

A través de una miomectomía se pueden eliminar los miomas uterinos sin que esto afecte al útero mismo. Se trata de una intervención quirúrgica que se realiza de manera frecuente en nuestro país, con anestesia local o epidural.

Por su parte, los miomas submucosos pueden extirparse a través de una histeroscopia, intervención quirúrgica en la que se utiliza una guía óptica para detectarlos y donde se administra una sedacción. La duración ronda la hora y media y se trata de una técnica sencilla.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No
0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Los contenidos publicados en SerásMamá se redactan únicamente con fines informativos y de divulgación. Nunca pueden sustituir la labor de un profesional ni emplearse para facilitar diagnósticos. Para más información, consulta con tu especialista.

Fecha de última actualización: 26/02/2019

©2019 Serás Mamá es una web de elembarazo.net

Forgot your details?