¿En qué consiste el sangrado intermenstrual?

El flujo menstrual normal se produce durante un periodo de dos a cuatro días. Es posible que en algunos casos concretos dure incluso siete. No obstante, siempre será de forma continua durante la fase de menstruación. Todos los episodios de sangrado que no respeten el ciclo menstrual o que ocurran después de esta fase serán considerados como sangrado intermenstrual. Te hablamos un poco sobre el sangrado intermenstrual y sus posibles tratamientos.

Qué es la metrorragia

Odua Images || Shutterstock

¿Qué es el sangrado vaginal entre períodos?

El sangrado vaginal entre períodos se da cuando una mujer sufre pérdida se sangre fuera de los días marcados como sus días de menstruación. Es el conocido como sangrado intermenstrual y tiene que ser siempre motivo de consulta al ginecólogo. En la mayoría de los casos estará originado por cambios anatómicos de carácter benigno o bien alteraciones hormonales. No obstante, hay algunos casos en los que puede ser el síntoma de una patología grave. No hay que olvidar que las mujeres con sangrado intermenstrual tienen un 10% más de riesgo de sufrir cáncer.

En Serás mamá queremos mostrarte la importancia del sangrado intermenstrual y cómo influye en la fertilidad de la mujer. Normalmente las mujeres que sufren un sangrado intermenstrual en medio del periodo puede tener problemas de fertilidad, aunque dependerá en gran medida de la causa real. Por ello ante cualquier sangrado vaginal inusual es recomendable que acudas a tu especialista para descartar que cualquier tipo de problema.

Causas de la metrorragia

Hay que tener muy claro que el sangrado entre períodos menstruales no es, en ningún caso, algo normal. Así, el ciclo dura unos 28 días aproximadamente, aunque algunas mujeres pueden tenerlos más o menos corto. Cualquier sangrado adicional puede deberse a las siguientes causas:

  1. Desequilibrios hormonales ya sea por estrógenos o progesterona. Estas dos hormonas regulan el ciclo menstrual. Así, si hay un desequilibrio en ellas, el resultado puede ser sangrados entre períodos. Estas alteraciones hormonales podrían estar causados por problemas en la glándula tiroidea o incluso en la interrupción de los anticonceptivos orales.

  2. Llevar un dispositivo intrauterino. Este tipo de métodos anticonceptivos consisten en un dispositivo que se implanta en el útero y que, entre otros efectos secundarios, puede causar sangrados anormales.
  3. Complicaciones relacionadas con el embarazo. Si estás embarazada, un sangrado puede ser el síntoma de una complicación. Tanto los abortos espontáneos como los embarazos ectópicos podrían causar sangrado en una mujer embarazada. Evidentemente son ambos problemas bastante serios, por lo que una mujer embarazada debe extremar la precaución ante cualquier tipo de sangrado durante la gestación.
  4. Fibromas o pólipos uterinos: también es común que los pólipos uterinos no cancerígenos que se forman en el útero de la mujer puedan causar este tipo de sangrado. Son bastante frecuentes en las mujeres que ya han tenido hijos.
  5. Infecciones: los sangrados vaginales entre períodos menstruales también podrían indicar una infección vaginal o en los órganos genitales. Esta infección podría causar inflamación y sangrado, y aunque no siempre, podría tratarse de una infección de transmisión sexual. También puede deberse a las relaciones sexuales en sí o a la enfermedad pélvica inflamatoria.
  6. En algunos casos, este sangrado podría indicar que la mujer tiene cáncer. Es menos frecuente, pero podría deberse a un cáncer de cuello uterino, de vagina, de útero o de ovario.
  7. También hay otras causas del sangrado intermenstrual poco frecuentes, como por ejemplo que el sangrado pueda venir por tener un objeto alojado en la vagina, por estrés extremos o por diabetes.
Funciones de las hormonas durante el periodo mesntrual

puhhha1000 || Shutterstock

Tratamiento del sangrado intermenstrual

Teniendo en cuenta que las causas pueden ser muchas, el tratamiento dependerá siempre de la causa del sangrado. Por ejemplo, si hay una anemia secundaria al sangrado se deberá prescribir siempre hierro. En enfermedades menores como pólipos o fibromas pequeños, se pueden remover estos mediante histeroscopia. En el caso de fibromas más grandes, tendrán que ser extirpados por resección transcervical.

Las mujeres con fibromas de gran tamaño podrían intentar ser tratadas con fármacos, embolización vascular, cirugía o una combinación de todos estos métodos.

En el caso de que se diagnostique cáncer, deberá ser referido al equipo de ginecología oncológica para su estudio y tratamiento inmediatamente.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No
0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Los contenidos publicados en SerásMamá se redactan únicamente con fines informativos y de divulgación. Nunca pueden sustituir la labor de un profesional ni emplearse para facilitar diagnósticos. Para más información, consulta con tu especialista.

Fecha de última actualización: 26/02/2019

©2019 Serás Mamá es una web de elembarazo.net

Forgot your details?