La ovogénesis: el desarrollo fértil de la mujer

Entender el desarrollo de la fertilidad de la mujer es esencial para quedar embarazada y poder conocer con todo detalle nuestro cuerpo. Este conocimiento nos dará información de cara a conseguir un embarazo. Así, para adquirir toda esta información, es necesario entender conceptos como la ovogénesis.

¿Cuándo comienza el proceso de ovogenesis

Jan Faukner || Shutterstock

Qué es la ovogénesis

La ovogénesis es la formación de las células sexuales femeninas. Es el proceso que una mujer experimenta para poder producir los óvulos que posteriormente serán fecundados por los espermatozoides.

Cuáles son las fases de la formación de la ovogénesis

La ovogénesis se divide entres fases que te explicamos en Serás mamá a continuación: proliferación, crecimiento y maduración.

  • La fase de multiplicación: durante esta fase, las células germinales, que se encuentran en el ovario, se dividen por mitosis dando lugar a las ovogonias. Esta fase se da antes del nacimiento de una niña, cuando aún es un feto.
  • La fase de crecimiento: las ovogonias van creciendo poco a poco debido a la acumulación de sustancias de reserva. Este crecimiento propicia que se conviertan en ovocitos de primer orden. Se acumulan en una especie de vesícula rodeada por unas células que se llaman foliculares.
  • Los ovocitos, en esta fase, han comenzado la primera división meiótica. No obstante, se encuentran detenidos en la profase. Se detiene temporalmente la gametogénesis.
  • La fase de maduración: esta fase comienza en la pubertad de la mujer, momento en el que se reanuda la gametogénesis. Tiene lugar cuando varios ovocitos de primer orden comienzan a aumentar de tamaño y terminan la primera división meiótica. Tras esto, se origina un ovocito de segundo orden (con 23 cromosomas) y un corpúsculo polar que se degenera. Para que el proceso continúe será necesario ya una fecundación.

Recorrido hasta la fecundación

La primera fase es la de ovulación. En esta fase de la ovogénesis tiene lugar la ruptura del folículo. Aumentarán previamente los niveles de colagenasa y una proteína activadora del plasminógeno. Ambas digieren la matriz exterior del folículo. Esto hace que el ovocito secundario parado en metafase meiótica salga.

¿Qué es la ovogénesis?

Dima Sidelnikov || Shutterstock

En la fase postovulatoria, aumentará el grosor del estrato funcional del endometrio. Esto tiene una finalidad, que el óvulo pueda implantarse si se produce la fecundación. Además existen otros factores que mejoran al implantación del embrión como la presencia de vitamina D en el organismo de la mujer. Los estrógenos y la progesterona aumentan el crecimiento e irrigación del estrato funcional. Si el óvulo es fecundado, el cuerpo lúteo se mantiene, manteniendo también los niveles de progesterona. Tras la fecundación, hay una segunda división meiótica y también se desarrolla un segundo corpúsculo polar. Como ya hay fecundación, en el interior del óvulo también se encuentra, además del núcleo, el espermatozoide.

Las hormonas de la ovogénesis

La ovogénesis es un proceso natural pero complejo. Es necesario la existencia de varias hormonas, capaces de regularlo. Estas son las hormonas de la hipófisis (glándula endocrina que segrega hormonas encargadas de regular la homeostasis). Principalmente son la hormona foliculoestimulante y la hormona luteinizante.

La hormona foliculoestimulante (FSH), es la hormona encargada del desarrollo, el crecimiento, la maduración puberal y los procesos reproductivos del cuerpo humano. En el caso de la mujer, esta hormona producirá la maduración de los ovocitos, sin la cual no sería posible una fecundación. En el caso de los hombres, la FSH es la encargada de la producción de los espermatozoides, otra pieza clave en la reproducción del ser humano.

La FSH estimulará la producción de los ovocitos y de una hormona llamada estradiol durante la primera mitad del ciclo menstrual. No obstante, también será necesaria la hormona luteinizante (LH), actuando ambas de forma sinérgica en la reproducción.

La LH, en las mujeres, controla la maduración de los folículos, la ovulación y la iniciación del cuerpo lúteo y la secreción de la progesterona.

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Forgot your details?

Ir a la barra de herramientas