¿Cómo afecta la infertilidad a tu sexualidad?

La sexualidad en la pareja es algo muy íntimo y personal. Sin mencionar que es esencial para la concepción natural. Una sexualidad sana y regular hace que nos sintamos bien, además de propiciar el momento exacto de la fecundación. No obstante, hay veces que la infertilidad puede afectar a la sexualidad. Sí, en algunos casos, cuando las parejas no pueden quedar embarazadas de forma fácil, se resiente. Es un aspecto importantísimo en el ser humano, además de ser un pilar básico en cualquier relación. Por tanto, si notamos que hay algún problema asociado a la infertilidad, debemos ponernos en contacto con un especialista.

¿Afectan los problemas de fertilidad a las relaciones sexuales

Pressmaster1000 || Shutterstock

Una elección para la pareja

Se pueden considerar las relaciones sexuales como necesidades fisiológicas del ser humano. Pero, además, estas relaciones están vinculadas a la concepción. Ahora bien, en cuanto a tener un bebé se refiere, la pareja puede elegir poner métodos anticonceptivos. Por tanto, podemos decir que la especie humana es la única que puede decidir sobre el uso y sentido de su actividad sexual.

La sexualidad humana está muy influida por factores biológicos, psicológicos, económicos, sociales, políticos, éticos, históricos, religiosos e incluso espirituales, según la Organización Mundial de la Salud. Asimismo, la sexualidad de una pareja puede verse afectada también por problemas como la infertilidad.

La infertilidad puede hacer caer a las parejas en una crisis vital que afectaría irremediablemente a sus relaciones en pareja. Sentirse decepcionado con uno mismo y con nuestra pareja, comenzar a estar más inquieto de lo normal e incluso quitar romanticismo al acto sexual en sí. El diagnóstico y tratamiento de infertilidad pueden transformar por completo el sentido que el individuo le da a su sexualidad. En muchos casos incluso dañar su funcionalidad.

Cómo influyen los problemas de fertilidad en tu vida sexual

Cuando una pareja busca un embarazo que no llega, el objetivo de las relaciones sexuales cambia por completo. Ya no se trata tanto de disfrutar. Estas relaciones sexuales se convierten únicamente en un medio para conseguir un fin, el embarazo.


Los problemas de infertilidad influyen en la vida sexual de la pareja, dado que la presión a la que sometida a la hora de conseguir ser madre o ser padre es enorme. Una presión que asocian muchas veces a las relaciones sexuales. Y aunque las relaciones sexuales son compatibles con los tratamientos de fertilidad todo lo anterior mencionado hace que el deseo sexual se reduzca, e incluso puede producir, en algunos casos, disfunciones sexuales.

¿Puedo tener relaciones después de la FIV?

David Pereiras || Shutterstock

En determinadas parejas, la regularidad impuesta en las relaciones sexuales, debido a los tratamientos de fertilidad, puede ser contraproducente. Cuando hay problemas de fertilidad, la interacción recíproca entre las dos personas, vinculadas al afecto, puede tornarse algo mecánico y obligatorio. El acto sexual tiene una única finalidad, poder quedar embarazada.

Teniendo en cuenta esto, no es extraño que los componentes afectivos y comunicativos de una relación sexual se reduzcan. El vínculo de la pareja se ve afectado. Las ganas se pierden, y la cosa se vuelve mucho más mecánica. Esto, en ocasiones, puede derivar en un malestar emocional enorme.

Con todo esto, hay que señalar que el componente erótico de la relación sexual también se verá afectado. El deseo frustrado de ser padres hace que las relaciones pierdan su parte placentera. Los pensamientos negativos se agolpan en nuestra mente, incluso es posible llegar a pensar que las relaciones sexuales, sin embarazo, no tienen sentido. No es raro, ya que el sexo se limitaría a la penetración y eyaculación para la concepción, el placer erótico se deja a un lado.

Todo lo anterior puede incluso afectar a la autoestima de alguno de los dos, incluso de ambos. Al sentirse poco atractivo, su impulso sexual también se reducirá notablemente.

Sí influye la infertilidad en la sexualidad de la pareja y recuerda que los tratamientos de fertilidad pueden ser largos. La búsqueda de un hijo puede ser un camino complicado. Por este motivo, si estamos en esta situación y vemos como nuestras relaciones sexuales se vuelven mecánicas y poco placenteras, hay que actuar. Es necesario dialogar y, si fuera el caso, acudir a un especialista.

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Forgot your details?

Ir a la barra de herramientas