Síndrome Rokitansky: alternativas para poder quedarte embarazada

El síndrome Rokitansky, conocida también como agenesia mülleriana o hipoplasia mülleriana, es una patología que afecta al desarrollo normal de los conductos de Müller que forman el útero, las trompas de Falopio y la vagina. Las mujeres que sufren esta patología pueden tener problemas para mantener relaciones sexuales y quedarse embarazadas si no desarrollan la vagina, pero, además, muchas de ellas se enfrentan a la desesperación de no poder tener hijos por no tener útero ¿Hay alternativas? ¿Cuáles son los síntomas de esta patología? Te damos todas las claves.

Cómo tener hijos con el Síndrome de Mayer-Rokitansky-Küster-Hauser

Africa Studio || Shutterstock

Qué es el síndrome de Rokitansky

En Serás mamá te mostramos en qué consiste el Síndrome de Rokitansky y cuáles son las alternativas para poder quedarte embarazada. El Síndrome de Rokinstansky es un trastorno congénito del aparato reproductor femenino. Es una enfermedad poco común, afectando a una de cada cinco mil mujeres en el mundo. Estas féminas nacen sin útero y sin trompas de Falopio. Además, pueden tener ausencia total o parcial de la vagina, dependiendo del grado de afección.

Síntomas y consecuencias del síndrome de Mayer-Rokitansky-Küster-Hauser

Los síntomas que presenta una mujer con el síndrome Mayer-Rokitansky-Küster-Hauser dependerán del grado de afectación. Hay grados mayores que otros.

  • No obstante, en general, la amenorrea primaria o ausencia de menstruación es el primer síntoma. Otras consecuencias o síntomas de la agenesia mülleriana podrían ser las siguientes:
  • Experimentar gran dificultad a la hora de mantener relaciones sexuales. Suelen ser dolorosas en el caso de mujeres con la vagina acortada por esta afección.
  • Incapacidad de penetración vaginal cuando la vagina no está formada del todo.
  • Sufrir enfermedades óseas a nivel vertebral en el 12-50% de los casos, aunque en este caso también es posible que se note un efecto sobre las extremidades.
  • Tener malformaciones renales como el riñón pélvico, el riñón en herradura, la hidroureteronefrosis y la duplicidad ureteral.

Al no tener útero o tener alteraciones en el aparato reproductor femenino, una de las consecuencias más importantes es la infertilidad femenina. Es imposible, pues no se puede gestar ningún niño sin útero.

Diagnóstico del síndrome MRKH

Una mujer afectada por el síndrome Mayer-Rokitansky-Küster-Hauser, tiene una producción normal de sus hormonas femeninas. Esto hace que sea difícil detectar el síndrome hasta la pubertad. En el caso de que la vagina se viera afectada ya sería otro caso. No obstante, si tan sólo afecta al útero y las trompas, lo normal es que el síntoma más determinante sea que la menstruación no llega nunca.

En estos casos, las adolescentes acuden a su primera visita ginecológica señalando esta ausencia de regla o amenorrea, momento en el que, si el ginecólogo sospecha que hay relación con este síndrome, se le realizará una ecografía o una resonancia magnética. Normalmente se suele diagnosticar entre los 15 y los 18 años de edad.

Síndrome MRKH y embarazo

Todos tenemos claro que si una mujer no tiene útero no podrá quedarse embarazada de manera natural ni gestar un bebé por más inseminaciones que se le practiquen. No obstante, en muchos casos tienen óvulos viables en sus ovarios. Por tanto, sí hay opciones para poder ser madre, aunque se padezcas el Síndrome Mayer-Rokitansky-Küster-Hauser. Hay técnicas de reproducción asistida, como la fecundación in vitro, que permitirán que sus óvulos sean fecundados.

Alternativas al embarazo

Yuganov Konstantin || Shutterstock

Aunque los óvulos sean fecundados en laboratorio, persiste el problema más evidente, la falta de útero. Es importante encontrar una solución para la gestación del bebé durante los próximos 9 meses. Así, las dos alternativas para poder quedarte embarazada y poder llevar a cabo un embarazo y el nacimiento de un bebé completamente sano son las siguientes:

  • Gestación subrogada: los óvulos que son fecundados en el laboratorio son transferidos a otra mujer que se ofrece libremente para mantener el embarazo y dar a luz al bebé de otra mujer. Esta técnica no es legal en muchos países, en otros como EEUU, Canadá o Ucrania sí lo es.
  • Trasplante de útero: es una técnica experimental. En 2014 nació el primer bebé de un útero trasplantado en Suecia. Por tanto, es una vía que, aunque aún muy reciente, es interesante explorar.
  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No
0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Los contenidos publicados en SerásMamá se redactan únicamente con fines informativos y de divulgación. Nunca pueden sustituir la labor de un profesional ni emplearse para facilitar diagnósticos. Para más información, consulta con tu especialista.

Fecha de última actualización: 26/02/2019

©2019 Serás Mamá es una web de elembarazo.net

Forgot your details?