Cómo influye tu genética a la hora de buscar un bebé

La genética es un tema apasionante. Cuando tenemos un bebé o nos quedamos embarazadas, esta genética es la encargada de darle su aspecto físico, el color de sus ojos, su pelo e incluso factores de su personalidad. La genética es tan determinante, que muchas veces nos preocupamos con estas cuestiones. Por ejemplo, si en nuestra familia hay problemas de fertilidad o esterilidad ¿afectan tus genes a la hora de quedarte embarazada? Arrojamos un poco de luz sobre el tema.

¿Influyen los genes a la hora de ser padres?

HTeam || Shutterstock

Cómo afectan tus genes a la hora de quedarte embarazada

Si efectivamente hay casos de esterilidad o infertilidad en tu familia y quieres ser mamá, tranquila. Si tienes miedo de que esto pueda tener una carga genética, ya te decimos de antemano que no es algo hereditario. Tienes que tener en cuenta que influyen factores múltiples y no es tan sencillo como para achacarlo a la herencia genética.

¿Influye tu genética a la hora de quedarte embarazada? Que a una persona de tu familia le costara quedar embarazada no significa que tú tengas que pasar por lo mismo. Hay que conocer las causas de esta infertilidad. Puede ser por causas ambientales, en el caso de la infertilidad masculina o incluso una alteración de las trompas por un proceso infeccioso, en el caso de la infertilidad femenina. Definitivamente esto no es una alteración que tenga que ver con la herencia genética.

Ojo, que este tipo de casos no sean hereditarios no significa que no existan casos que sí. Hay estudios que aseguran que hay ciertas condiciones que pueden heredarse con la descendencia y que pueden conducir a la infertilidad. Para entenderlos, la infertilidad no sería hereditaria, pero sí patologías que pueden desembocar en ella. Así, hay cifras que aseguran que el 20% de los casos de infertilidad responden a estos casos, mientras que el 80% restante no están vinculados en absoluto con herencias, sino por enfermedades adquiridas, estilos de vida y demás.

Si tenemos que centrarnos en estos casos en los que las patologías hereditarias pueden llevar a la infertilidad, hay que hablar de varios problemas. Por ejemplo, en el caso de la mujer, la endometriosis sí puede ser hereditaria.


La endometriosis sucede cuando el tejido interno del útero crece fuera del mismo, de los ovarios y de las Trompas de Falopio. Esta enfermedad puede conectar a cualquier órgano del cuerpo y crear problemas de concepción.

La endometriosis, así como los miomas, lipomas, menopausia prematura o cáncer de ovarios, sí tienen componentes genéticos. Estas patologías, si no se tratan a tiempo, pueden generar infertilidad y causar daños irreversibles en el organismo de una mujer.

¿Los genes importan a la hora de quedarte embarazada?

Monkey Business Images || Shutterstock

En el caso de los varones, las alteraciones más severas de la calidad espermática, bajo conteo y la movilidad de los espermatozoides, son condiciones genéticas que en algunos casos concretos pueden transmitirse a los hijos.

En temas de salud reproductiva son muchos los temas que pueden afectarnos. Por este motivo, si estamos buscando un bebé y en 12 meses no obtenemos un test de embarazo positivo, lo mejor es ponerse en manos de especialistas.

Árbol genealógico a la hora de quedarte embarazada

Ahora que ya conoces más información sobre cómo afecta tu genética a la hora de buscar un bebé, también es debes saber respecto a la genética existen muchos mitos. Mucha desinformación y bastante miedo. Hay miles de condiciones causadas por la ausencia de un gen o la presencia de un gen defectuoso, no obstante, esto no siempre se transmite de generación en generación. Así, muchas veces los defectos genéticos se producen por una exposición al medio ambiente. Para detectar este tipo de anomalías en la genética existe el test de compatibilidad genética, en el cuál se analizan más de 500 genes. Por tanto, no tendrían nada que ver con la herencia genética.

Uno de los mitos más extendidos es que los hijos heredan las enfermedades de las terceras generaciones. Si un padre tiene la enfermedad y este tiene gen dominante, la mitad de sus hijos la padecerá. No obstante, si los padres no han tenido esta enfermedad, pero poseen la herencia como portadores y ambos tienen el mismo gen dañado, una porción de su bebé tendrá el mismo gen dañado, por lo que podría aparecer la enfermedad. Nada que ver con la herencia directa de terceras generaciones.

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

©2018 Serás Mamá es una web de elembarazo.net

Forgot your details?

Ir a la barra de herramientas