¿Es posible obtener una beta negativa y estar embarazada?

Una cuestión que genera mucha ansiedad a cualquier pareja en búsqueda del embarazo a través de la reproducción asistida es el momento de realizarse una beta y de obtener sus resultados. En ocasiones muchas mujeres se cuestionan si ¿es posible obtener una beta negativa y estar embarazada? veamos la respuesta a continuación.

Cómo afrontar una beta negativa

Vera Petrunina || Shutterstock

La comúnmente llamada betaespera se trata de un análisis en sangre que determina la presencia de la hormona beta hCG en el cuerpo femenino, algo que solo se produce cuando el embrión se ha implantado correctamente y la placenta segrega dicha hormona. Es decir, cuando efectivamente se ha producido un embarazo.

¿Es probable obtener una beta hCG negativa y estar esperando un bebé?

¿Puedo estar embarazada si la beta es negativa? lo primero que debes saber es que esta prueba es un método muy fiable para indicar si se ha dado la concepción, siempre que se haga en la fecha indicada. En el caso que nos ocupa sobre transferencia de embriones, habría que esperar unos 14-15 días después de realizar la transferencia.

Hacerlo antes aumentaría en mucho las posibilidades de obtener un falso negativo en el test de embarazo que desalentaría a los pacientes y que estos abandonaran el tratamiento de fertilidad.

A veces, la ansiedad de la pareja es tanta que deciden realizarse un test previo de orina casero en casa, una opción no recomendable en los casos de infertilidad donde resulta más conveniente esperar al análisis de sangre propuesto por la clínica.

En el caso de que la beta se haya realizado respetando los días de espera, es complicado que el resultado sea “falso”, aunque también se han documentados casos en los que sí que ha ocurrido el hecho de obtener una beta negativa y estar embarazada.


Pero, por lo general, si la beta se hace en el momento adecuado y arroja un resultado negativo lo que indica es que el tratamiento, al menos en ese ciclo, no ha funcionado y finalmente no se ha logrado el embarazo.

El especialista recomendará abandonar la medicación pertinente a la mujer para que, antes de dos semanas, le baje la menstruación.

Muchas veces, las ganas por conseguir un embarazo que parece que no llega y la dificultad para asumir que un tratamiento ha fallado hace que, a pesar de haber obtenido un resultado negativo en la beta y de haber esperado las semanas correspondientes, la menstruación se retrase. Y esto puede suponer un hilo de esperanza para muchas personas que se niegan a aceptar la situación. Por lo general, la ausencia de la regla en la fecha indicada se corresponde con el estado anímico de nerviosismo, así como con la medicación que se ha estado tomando para realizar la correspondiente estimulación ovárica y preparación del endometrio. Todo ello produce algunos desajustes hormonales, que pueden retrasar la llegada de la regla.

Asumir que un ciclo de Fecundación in Vitro (FIV) ha tenido un resultado negativo no es fácil. Hay que permitirse sentimientos de frustración, rabia, pena, angustia e intentar no torturarse con demasiadas preguntas.

Cómo superarla betaespera

wavebreakmedia || Shutterstock

Así mismo, si estos sentimientos son demasiado intensos y no nos permiten continuar con nuestra vida habitual una vez pasada la primera fase de shock, es una buena idea recurrir a ayuda psicológica profesional. La gran mayoría de las clínicas de fertilidad hoy en día ofrecen este acompañamiento a sus pacientes ya que llevar a cabo un tratamiento de reproducción asistida puede no ser fácil a nivel emocional para saber actuar ante una beta negativa y seguir el ciclo del tratamiento hasta conseguir el éxito.

Entre los motivos por los que un tratamiento de FIV resulta infructuoso y termina en una beta negativa pueden estar la calidad de los gametos (los espermatozoides y los óvulos), la presencia de alteraciones genéticas en los mismos que pudieran derivar en malformaciones, etc. Posiblemente la clínica haga unas pruebas para concretar qué es lo que ha fallado y ajustar más su tratamiento.

En conclusión, aunque existen casos en los que la beta resulta negativa a pesar de que haya embarazo porque se realiza pronto, cuando se hace en la fecha correcta esta posibilidad es mínima.

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Forgot your details?

Ir a la barra de herramientas