El método del moco cervical o método Billings

El método del moco cervical o método Billings es un método de monitorización del ciclo menstrual con el fin de identificar el periodo de mayor fertilidad. Por tanto, aunque tradicionalmente se ha utilizado como método anticonceptivo natural, también se puede utilizar como método de fertilidad para incrementar las posibilidades de quedar embarazada. Se basa en la observación de las variaciones del moco cervical a lo largo de las diferentes fases del ciclo menstrual, de modo que se aprenda a reconocer su aspectos y sus cambios cuando la ovulación se acerca.

El método del moco cervical también es conocido como método Billings debido a que fue el matrimonio de médicos formado por John y Evelyn Billings quien desarrolló este método, concebido inicialmente como un método de planificación familiar natural y control de la natalidad. En la actualidad se utiliza también para el objetivo contrario y el fin que nos concierne: lograr el embarazo.

Fases del moco cervical

Para saber utilizar el método del moco cervical correctamente, se deben conocer e identificar sus diferentes fases y sus características en cada una de ellas. Las hormonas que regulan el ciclo menstrual también actúan sobre el cuello del útero y hacen que las secreciones vaginales tengan aspecto diferente en cada etapa:


  • El moco cervical en el periodo infértil: desde la menstruación y antes de la ovulación y del periodo fértil, el moco cervical es escaso, denso y pegajoso. Esta fase se caracteriza por la sequedad.
  • El modo cervical cerca del periodo fértil: poco a poco, el moco cervical comienza a hacerse más abundante. Al principio, este moco se caracteriza por ser espeso, blanquecino o amarillento, y no demasiado abundante. Este tipo de moco cervical nos indica que el periodo fértil se va acercando pero que todavía no ha llegado el momento de la ovulación. Con el paso de los días, se vuelve menos espeso y aumenta en cantidad.
  • El moco cervical en los días fértiles y en la ovulación: en el momento más fértil, el moco es abundante, transparente, resbaladizo y elástico. Es el momento de mayor lubricación. Muchas mujeres lo definen como con un aspecto similar a la clara de huevo. Un moco de estas características nos indica que estamos en nuestros días fértiles y que la ovulación se acaba de producir o es inminente, por lo que en este momento existen más posibilidades de quedar embarazada.
  • El moco cervical tras la ovulación: tras ovular, el moco vuelve a ser escaso y se vuelve a un periodo de sequedad.

Cómo usar el método del moco cervical

Para utilizar el método del moco cervical, simplemente tenemos que tomar una muestra de este moco cervical con nuestros propios dedos y observarlo. Se aconseja realizar este proceso cada día e ir anotando los cambios que se observen, para llevar un mejor control.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No
3 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Los contenidos publicados en SerásMamá se redactan únicamente con fines informativos y de divulgación. Nunca pueden sustituir la labor de un profesional ni emplearse para facilitar diagnósticos. Para más información, consulta con tu especialista.

Fecha de última actualización: 26/02/2019

©2019 Serás Mamá es una web de elembarazo.net

Forgot your details?