Tipos de fecundación in vitro

No existe un único tipo de fecundación in vitro. Para que un tratamiento de reproducción asistida tenga éxito influyen numerosos factores, entre ellos destacan la calidad tanto del semen del hombre como el de los óvulos de la mujer. Por ello, en algunas ocasiones no es posible llevar a cabo el tratamiento de fertilidad utilizando los espermatozoides y los ovocitos de la pareja y es necesario recurrir a terceras personas (donantes anónimos según la legislación española) para lograr cumplir el sueño de ser padres.

Por este motivo, encontramos 4 tipos principales de fecundación in vitro dependiendo del tipo de esterilidad al que tenga que hacer frente la pareja para lograr el sueño de tener un bebé.

FIV con óvulos propios y semen de la pareja

La fecundación in vitro con óvulos propios y semen de la pareja suele ser la más común sobre todo cuando existen problemas de fertilidad para concebir pero no existe ningún factor extraordinario, como por ejemplo una enfermedad genética o que la mujer no produzca óvulos como para que no se pueda concebir siguiendo esta técnical. En estos casos el proceso de la fecundación in vitro se compone de cinco fases principales: estimulación ovárica, aspiración folicular, fecundación, cultivo embrionario y finalmente trasnferencia del embrión al útero de la futura mamá.

FIV con óvulos de donante y semen de la pareja

Este tipo de fecundación in vitro  consiste en fecundar los óvulos de una mujer donante con semen de la pareja. Las donantes, suelen ser mujeres de entre 18 y 35 años que han donado sus óvulos de forma totalmente voluntaria y por cuya donación de óvulos o esperma han recibido una contrapartida económica. Todas las mujeres donantes pasan un reconocimiento médico completo con el objetivo de descartar patologías o enfermedades que puedan afectar al futuro bebé.

El motivo principal por el que se recurre a esta técnica es que existen problemas en los ovarios de la mujer, ya sea que la calidad de los mismos no sea la adecuada, no se produzcan óvulos, no sea posible realizar la estimulación ovárica por alguna enfermedad o existe una enfermedad genética que puede ser transmitida al embrión. También se han dado casos en los que este tipo de tratamiento se recomienda a mujeres que hayan sufrido interrupciones involuntarias del embarazo en varias ocasiones o bien sufran endometriosis severa.


clases-de-fecundacion-in-vitro

FIV con óvulos propios y semen de donante

Se recurre a la fecundación in vitro con óvulos propios y semen de un donante anónimo (ya que la legislación española no permite que tanto receptor como donante se conozcan) cuando la mujer decide ser madre soltera, en parejas del mismo sexo o bien por que el hombre padece una enfermedad congénita que sería transmitida al embrión de forma irremediable. Muchas clínicas de reproducción asistida en las que se practica esta técnica tienen bancos de donantes cuyo esperma ha sido analizado para comprobar la calidad del mismo y el estado físico del donante.

Al igual que en los otros casos, el proceso de la FIV es el mismo. Los óvulos son extraídos de la mujer, fecundados  en un laboratorio y transferidos al útero de la mujer tras el cultivo embrionario.

FIV con óvulos de donante y semen de donante

En este tipo de fecundación in vitro, los óvulos de una donante se fecundan en laboratorio con el semen de otro donante, ambos anónimos y después se transfieren al útero de la mujer. En estos casos, la mujer debe también seguir un tratamiento y un seguimiento para asegurarse de que el embrión continua con su correcto desarrollo después de haber sido transferido a su útero.

Se recurre a este tipo de fecundación in vitro en casos en los que la mujer tenga problemas en los ovarios (independientemente del motivo) y además la pareja es otra mujer,  quieres ser madre soltera o bien, en el caso porque el hombre tiene anomalías en el esperma, como puede ser la ausencia de espermatozoides (azoosperma).

El proceso de selección tanto de los óvulos como el de los espermatozoides (generalmente de donantes jóvenes y sanos) convierte a esta técnica en una de las que tienen las probabilidades de éxito más alta.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No
0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Los contenidos publicados en SerásMamá se redactan únicamente con fines informativos y de divulgación. Nunca pueden sustituir la labor de un profesional ni emplearse para facilitar diagnósticos. Para más información, consulta con tu especialista.

Fecha de última actualización: 26/02/2019

©2019 Serás Mamá es una web de elembarazo.net

Forgot your details?