El método de la temperatura basal

El método de la temperatura basal es una técnica utilizada para determinar los días fértiles del ciclo menstrual, de forma que las probabilidades de quedar embarazada aumenten. Es un método para el que se necesita constancia, pues consiste en medir nuestra temperatura diariamente para observar fluctuaciones y aprender a conocer e interpretar los cambios que se producen en nuestro cuerpo.

¿Qué es la temperatura basal?

La temperatura basal es la temperatura corporal que tenemos al levantarnos después de haber dormido al menos unas cinco horas. En la primera parte del ciclo menstrual nuestra temperatura basal es algo más baja, mientras que una vez que se produce la ovulación ésta aumenta ligeramente -entre unas dos y cinco décimas- y se mantiene así durante toda la fase lútea, es decir, hasta el primer día de la próxima menstruación. La temperatura se eleva a causa de la progesterona, hormona que actúa en la ovulación, Cuando el próximo ciclo menstrual empieza, la temperatura vuelve a descender.

Al contrario de lo que suele pensarse, el aumento de la temperatura basal no indica que comienzan los días fértiles, sino que cuando esta subida se produce la ovulación ya ha ocurrido. La temperatura basal sube después de ovular, por tanto, medirla sirve para conocer nuestro cuerpo, predecir el próximo ciclo y saber qué días habrá más probabilidades de quedar embarazada. Para obtener suficiente información, debes medir tu temperatura basal al menos durante tres meses.

¿Cómo tomar la temperatura basal?

temperatura basalPara medir la temperatura basal correctamente, se puede utilizar un termómetro convencional (aunque se recomienda usar un termómetro basal), y una tabla para ir anotando los resultados de cada día. Los termómetros basales están concebidos específicamente para ello, pues son muy sensibles y miden con mucha precisión.


La temperatura se debe tomar al despertar, por vía bucal, vaginal o rectal, después de haber dormido cinco horas como mínimo y mejor sin levantarse de la cama y sin hacer muchos movimientos. Hay que tomar la temperatura a la misma hora aproximadamente, siempre con el mismo termómetro y del mismo modo, y apuntar el resultado. Puedes anotar la temperatura simplemente en una tabla o un papel, o bien utilizar una gráfica, de forma que se observe más fácilmente la curva de la temperatura basal. Aquí puedes descargar una gráfica de temperatura basal para imprimir o rellenar.

Si durante ciertos días del ciclo se está enferma o con fiebre, esos datos no serán válidos y habrá que anotarlo en la tabla para tenerlo en cuenta.

Temperatura basal en el embarazo

Si tras la fase lútea se observa que la temperatura basal no baja, sino que se queda igual que tras haber ovulado, puede que haya habido fecundación y esté comenzando el embarazo. La temperatura basal de las embarazadas se mantiene alta durante prácticamente las 40 semanas. Puede que en el tercer trimestre baje ligeramente, pero los niveles del principio del ciclo menstrual no se recuperan hasta que el parto está cerca, o incluso tras haber dado a luz.

 

 

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No
3 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Los contenidos publicados en SerásMamá se redactan únicamente con fines informativos y de divulgación. Nunca pueden sustituir la labor de un profesional ni emplearse para facilitar diagnósticos. Para más información, consulta con tu especialista.

Fecha de última actualización: 26/02/2019

©2019 Serás Mamá es una web de elembarazo.net

Forgot your details?