Eyaculación precoz: causas y soluciones

La eyaculación precoz es uno de los problemas sexuales más frecuentes en los hombres. Sin embargo, no son muchos los que terminan confesándolo a su médico. Es un error, puesto que la mayoría de los casos pueden solucionarse y no se trata de una patología grave. Esta no se considera una causas de infertilidad masculina, sin embargo, puede interceder a la hora de ser madre y en la fertilidad de la pareja. Quizá sea por falta de información o por los tabús sociales que hay en torno a ella. Así pues, lo mejor es saber qué es la eyaculación precoz, las principales causas y las posibles soluciones o tratamientos.

¿Por qué se produce la eyaculación precoz?

g-stockstudio || Shutterstock

¿Qué es la eyaculación precoz?

La eyaculación precoz es una expulsión súbita de semen de forma completamente incontrolada. Una expulsión antes del momento deseado por el varón, que no es capaz de controlar el reflejo. En los casos más severos, esta expulsión puede tener lugar incluso antes de la penetración.

Para tenerlo un poco más claro, se podría hablar de eyaculación precoz cuando esta tiene lugar antes de 1 minuto. Sería probable en el caso de que pasaran hasta 2 minutos.

Dentro de la eyaculación precoz podemos hablar de diferentes rangos:

  • Eyaculación precoz permanente: es aquella que sucede en menos de 1 minuto de penetración. Suele ser genética.
  • Eyaculación precoz adquirida: generalmente se trata de una eyaculación con causa somática o psicológica.
  • Eyaculación precoz natural variable: no es una eyaculación contante. Suele ocurrir en algunas situaciones concretas y se puede tomar como algo normal.
  • Disfunción eyaculatoria prematura: son normales en cuanto tiempo, aunque los pacientes se quejan subjetivamente de eyacular antes de lo que desearían.

Causas de la eyaculación precoz


Uno de los factores claves de esta patología es la ansiedad y debe tratarse dado que puede provocar problemas de fertilidad en el hombre. Quizá sea la causa más frecuente de la eyaculación precoz. Un alto nivel de estrés, nerviosismo o miedo, pueden hacer que el hombre pierda el control. Aún así, hay más causas a tener en cuenta:

  • Causas biológicas: hay estudios que relacionan algunos de estos casos con un trastorno a nivel neurológico. También con una alteración en la sensibilidad de los receptores cerebrales de la serotonina.
  • Tener relaciones sexuales infrecuentes: los hombres que no tienen relaciones sexuales con frecuencia, pueden tener una mayor tendencia a la eyaculación precoz.
  • Enfermedades como la depresión, el trastorno bipolar o el estrés postraumático también podrían afectar a la eyaculación del varón.
  • Infecciones de la vía urinaria o la próstata: la prostatitis crónica es una causa de este tipo de problemas.
  • Malos hábitos: el tabaquismo o el alcoholismo podrían también estar asociados a este tipo de disfunciones.
  • Fármacos y drogas: no sólo algunos fármacos, también el consumo de drogas como la cocaína o la marihuana afectarían a la eyaculación del hombre.
  • Trastornos hormonales: es posible que un defecto en la tiroides o en las glándulas suprarrenales puedan derivar en casos de disfunción eréctil.
Técnicas para controlar la eyaculación precoz

BlurryMe || Shutterstock

Cómo tratar la eyaculación prematura

El tratamiento de la eyaculación precoz dependerá de cada caso, por ejemplo se pueden realizar una serie de ejercicios para que la eyaculación precoz no sea un problema y superar la eyaculación prematura. Tanto la gravedad como la causa son determinantes. Aun así, podemos hablar de cuáles son los principales tratamientos de la eyaculación precoz:

  • Terapia psicológica: teniendo en cuenta que un gran porcentaje de estos casos tienen como origen la ansiedad, no es extraño que las terapias sean comunes. Lo más importante es informar al paciente y a su pareja sobre este problema. Intentar canalizar la excitación sexual puede ser clave. Es además esencial que se fomente una buena comunicación entre la pareja, eliminando cualquier tipo de tensión o expectación ante el resultado.
  • Fármacos antidepresivos: los que inhiben la recaptación de serotonina son los más eficaces. Estos son capaces de retrasar el reflejo eyaculatorio. Asimismo, los más utilizados son la paroxetina, fluoxetina y sertralina.
  • Anestésicos locales: hay cremas anestésicas que pueden aplicarse en el pene para reducir la sensibilidad. El uso de preservativos también puede causar este efecto. El riesgo de este tratamiento es que pude influir sobre la capacidad de excitación del hombre, derivando en problemas para mantener la erección. Por tanto, no siempre es recomendable.
0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

©2018 Serás Mamá es una web de elembarazo.net

Forgot your details?

Ir a la barra de herramientas