Causas de infertilidad masculina: eyaculación retrógrada

La eyaculación retrógrada es la expulsión del esperma hacia el interior de la vejiga, en lugar de ser expulsado a través del pene. La eyaculación retrógrada es un trastorno poco frecuente, y que puede darse de forma parcial o total. Una de las principales consecuencias es que la fertilidad del hombre se puede ver reducida, causando infertilidad por la incorrecta eyaculación.

El diagnóstico de la eyaculación retrógrada se puede realizar mediante un análisis de orina, en el que se detecte gran cantidad de espermatozoides en la orina.

Causas de la eyaculación retrógrada

Entre otras, las causas de infertilidad masculina destacan por un fallo en la eyaculación. La principal razón por la que ocurre la eyaculación retrógrada es que el cuello de la vejiga no cierra correctamente, lo que provoca que el semen se devuelva hacia ella, en lugar de salir por el conducto correcto.

La eyaculación retrógrada puede ser debida a múltiples factores, como, por ejemplo, una intervención de próstata, al sistema nervioso autónomo o como efecto secundario de medicamentos como la Risperidona y la Tamsulosina.


Otras causas frecuentes de la eyaculación retrógrada son la diabetes y la resección transuretral de próstata.

Síntomas de le eyaculación retrógrada

Los síntomas más habituales de la eyaculación retrógrada son, la orina turbia después del clímax, poca o ninguna expulsión de líquido seminal o una posible infertilidad.

Un posible tratamiento para la eyaculación retrógrada es que el médico aconseje evitar medicamentos que puedan ocasionarla. En caso de la eyaculación retrógrada causada por diabetes o cirugía el médico debe decidir que medicación aconsejar al paciente. Por eso, es recomendable que acudas a tu médico para tratar este problema.

Complicaciones de la eyaculación retrógrada

La eyaculación retrógrada puede causar esterilidad. De ahí que, en muchas ocasiones, la infertilidad masculina, esté relacionada con este tipo de padecimiento. Sin embargo, en técnicas de reproducción asistida, como la inseminación artificial o la fecundación in vitro, se puede extraer de la vejiga el semen y emplearse para conseguir un embarazo con éxito.

 

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Forgot your details?

Ir a la barra de herramientas