Dejar de fumar antes del embarazo

Siempre es un buen momento para dejar de fumar. Pero si estas pensando en quedar embarazada, es un momento perfecto. El tabaco perjudica tu salud en condiciones normales, pero si además, vas a tener una vida dentro de ti, necesitas que tu organismo esté lo más sano posible. Si eres fumadora entenderás que lo más importante para dejar de fumar antes del embarazo es que tienes un motivo.

¿Por qué dejar de fumar antes del embarazo?

Es posible que te preguntes ¿si soy fumadora me puedo quedar embarazada o puedo concebir?. Todas las mujeres, y los hombres, deben cuidar siempre su salud, pero si están pensando en tener un bebé los motivos se multiplican. Aprende cómo preparar el cuerpo para el embarazo de ambos, pero sobre todo de la mujer, para la concepción es mucho más importante de lo que se cree. Está demostrado mediante estudios de hospitales y universidades de todo el mundo que las fumadoras tienen más probabilidades de tener hijos prematuros y abortos. Además, los hijos de fumadoras suelen pesar menos y tienen más probabilidades de padecer problemas de salud al nacer y durante los primeros años de vida.

Pero además, el tabaco afecta a la fertilidad de la mujer. En concreto afecta al proceso de maduración de los folículos de los ovarios. Las fumadoras tienen ovocitos de pero calidad y se incrementan las probabilidades de anomalías cromosómicas. También se ha detectado que las mujeres que fumen adelantan uno o dos año la edad de la menopausia. En el caso de los hombres, la nicotina y otros componentes de los cigarrillos pueden originar alteraciones del ADN del espermatozoide que dificultan la consecución del embarazo. También puede provocar disfunción eréctil y disminución del número de espermatozoides.

Los efectos nocivos del tabaco sobre la fecundación in vitro están demostrados. De manera general, se obtienen menos embriones en las fumadoras y los índices de implantación son peores. La Sociedad Americana de Medicina reproductiva publicó un estudio que demuestra que se requiere casi el doble de intentos de fecundación in vitro  para concebir en mujeres fumadoras que en no fumadoras.

Por último, recientes estudios publicados en la revista "Human reproduction" apuntan que fumar durante el embarazo y la lactancia afecta la fertilidad de los hijos varones ya que producen menos esperma y espermatozoides más lentos.

Es decir que, dejar de fumar puede mejorar la fertilidad natural y las tasas de éxito de los tratamientos de fertilidad. Lo mejor de todo es que todos estos efectos del tabaco en el organismo son reversibles. Por tanto dejar de fumar antes del embarazo es imprescindible para aumentar las probabilidades de concepción.


Consejos para dejar de fumar antes del embarazo

Para dejar de fumar antes del embarazo tienes una ventaja por encima de otros momentos en los que hayas intentado dejar de fumar y es que ahora tienes un motivo muy importante para hacerlo. Después de conocer todos los efectos negativos que tiene el tabaco tanto en la fertilidad como en el embarazo, pocas veces tendrás tantas fuerzas para dejar de fumar, como ahora. El paso psicológico casi lo tienes superado.

Pero aunque quieras dejar de fumar antes del embarazo y estés convenida de ello, está claro que el tabaco es una droga y que por tanto hay un componente adictivo que tu cuerpo, no solo tu mente, tiene que superar. Aquí tienes algunos consejos para dejar de fumar si quieres quedarte embarazada.

  • Apóyate en alguien, lo mejor es que sea tu pareja. Si los dos fumáis, plantearoslo como un reto, como uno de los primeros "sacrificios" que tenéis que hacer por vuestro bebé.  Si tu pareja no fuma, dile que te ayude y cuando te entren ganas de fumar, habla con el o con ella y que te recuerde por qué lo está dejando.
  • Haz ejercicio. Dejar de fumar te provocará ansiedad si eres fumadora habitual. Combate esa sensación haciendo ejercicio. Sal a correr, haz actividades al aire libre. Así también comprobarás como día a día respiras mejor, te sientes mejor, y tienes más energía.
  • Ten siempre a mano fruta o frutos secos que son productos sanos que te ayudarán como sustitutivo del cigarro cuando te entren ganas de fumar. No cambies el tabaco por los snacks o por la bollería, recuerda que también debes tener una buena alimentación antes del embarazo.
  • No estés con gente que fuma o pídeles que no lo hagan delante de tí. Así, además de evitar la tentación evitarás respirar el perjudicial humo como fumador pasivo.
4 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Forgot your details?

Ir a la barra de herramientas