¿Los esteroides anabolizantes afectan a la fertilidad masculina?

La obsesión por el culto al cuerpo de muchos hombres pueden llevarles al consumo de anabolizantes para conseguir unos músculos más definidos. Estas sustancias sintéticas que imitan la composición de la testosterona, es utilizada a veces no solo por deportistas de élite sino por hombres de cualquier condición que desean ganar masa muscular de manera rápida. Sus efectos simulan a los de una acumulación de testosterona, es decir, una disminución drástica de grasa corporal al tiempo que aumenta el tejido muscular. Pero ¿tienen efectos negativos los esteroides anabolizantes en la fertilidad del hombres? ¿puede ser una causa de infertilidad masculina? sigue leyendo e infórmate.

¿Cuál es la relación entre los anabolizantes y la esterilidad?

gpointstudio || Shutterstock

¿Cómo influyen los esteriodes anabolizantes en la fertilidad del hombre?

Estos anabolizantes tienen numerosos efectos secundarios. Entre ellos, algunos que inciden directamente en la fertilidad masculina.

Su abuso, cuando no han sido prescritos por un médico, pueden provocar alteraciones en los órganos genitales masculinos, alternado la forma y tamaño de los testículos, que disminuyen y, consecuentemente, producen menos esperma y por lo tanto puede provocar problemas a la hora de ser madre y padre. Pero no solo el aspecto físico de los testículos y el volumen del eyaculado se ve afectado por el consumo de estas sustancias, sino que también puede verse disminuida la libido masculina.

El aumento constante y progresivo de testosterona en sangre que producen los anabolizantes bloquea la producción de espermatozoides y puede derivar en una azoospermia que incluso llegue a ser irreversible. Estaríamos pues ante casos de infertilidad de origen endocrino y para revertir la situación es fundamental eliminar el consumo de anabolizantes de manera radical, prolongándose aún así entre 3 y 9 meses el tiempo necesario para que el hombre pueda recuperar su capacidad reproductora (lo cual ocurre en un 60% de los casos, una vez se abandona su ingesta).

Ahora que ya sabes que los esteroides anabolizantes afectan a la fertilidad masculina, recuerda que el otro 40% de los casos que no consigue recuperar la fertilidad una vez que se ha eliminado su consumo se hace necesario administrar un tratamiento hormonal a base de FSH y LH que facilite la estimulación testicular y reestablezca la producción de espermatozoides.

Pero, como apuntábamos, los efectos negativos de los anabolizantes en la fertilidad masculina no se limitan tan solo a la calidad del semen o a la formación del esperma. Su abuso conduce, irrevocablemente, a una disminución de la libido y problemas de disfunción eréctil. Esto se debe a la forma de circular por el organismo que tiene la testosterona.

  • Testosterona biodisponible. Aquella que circula libremente, sola o unida a la proteína albúmina. Su porcentaje es entre un 40 y un 65% del total y es la que se utiliza para las respuestas sexuales.
  • Testosterona inactivada. Aquella que se une a la hormonoa sexual SHBG (globulina fijadora de hormonas sexuales). Su porcentaje varía entre un 35 y un 60% y es una testosterona que el organismo no puede utilizar.

¿Es compatible la disfunción eréctil con el embarazo?

dokurose || Shutterstock

El problema con el uso de anabolizantes es que aumentan los niveles de testosterona inactivada, aquella que el cuerpo no sintetiza. Y en ese punto es donde empiezan los problemas sexuales.

Feminización y otros efectos secundarios asociados al consumo de esteroides anabolizantes

Otro de los problemas relacionados con su consumo abusivo se trata de la aparición de ciertos caracteres sexuales femeninos, debido al despunte también de andrógenos (hormonas femeninas) que se produce en el cuerpo.

En numerosas ocasiones las glándulas mamarias masculinas se desarrollan de manera más obvia, fenómeno denominado “ginecomastia”.

Por su parte, existen otras muchas patologías que se asocian al consumo frecuente e indiscriminado de anabolizantes y que igualmente afectan a la salud, como son:

  • Mayor nivel de colesterol
  • Hipertensión sostenida
  • Problemas hepáticos
  • Mayores riesgos cardiovasculares
  • Predisposición a sufrir ciertos tumores
  • Efectos psicológicos e incluso psiquiátricos como depresión, delirios, agresividad incontrolable, irritabilidad, etc.

En conclusión, el deseo de ganar masa muscular por encima de las posibilidades de nuestro cuerpo y en un tiempo récord no es escusa para ingerir estas sustancias altamente nocivas. Lo más efectivo es la práctica de más ejercicio prolongado en el tiempo.

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Forgot your details?

Ir a la barra de herramientas