¿En qué consiste la teratozoospermia?

La teratozoospermia, llamada comúnmente también teratospermia, es el aumento de espermatozoides que presentan una serie de características anormales en las muestras de semen del hombre. Una alteración que queda patente, principalmente, por la mala morfología de los mismos y puede causar problemas de fertilidad en el hombre.

En verdad, prácticamente todas las muestras de semen tienen espermatozoides de mala calidad o “defectuosos” en su composición pero cuando esta condición se da en valores superiores a los considerados normales hablamos de esta patología.

Morfología anormal del esperma

George Rudy || Shutterstock

Los valores de referencia han sido modificados en los últimos años y la Organización Mundial de la Salud (OMS) cifró en 2010 un parámetro según el cual un hombre entra dentro de los cánones normales si tiene al menos un 4% de sus espermatozoides sin formas anómalas. Entendiendo por “formas anómalas” defectos o alteraciones en la morfología espermática sea cual sea la parte en la que se presente: cabeza, cuello o cola.

Dicho de otra manera, para ser considerado un paciente con teratospermia más del 96% de sus espermatozoides han de ser anómalos.

No obstante, cuando se acude a una clínica de reproducción asistida porque se sospecha infertilidad masculina, estos centros suelen valorar que existe teratospermia cuando ya el 85% de la muestra tienen espermatozoides amorfos.

Como en muchas ocasiones la teratozoospermia cursa sin ningún síntoma reconocible, para verificarla es conveniente realizar un seminograma.

Este análisis valorará los siguientes aspectos:

  • Concentracion espermática
  • Volumen de la muestra seminal
  • Movilidad, morfología y vitalidad de los espermatozoides

Clases de teratospermia

En función de estos parámetros se establecen varios tipos de teratozoospermia:

1.Teratozoospermia leve

Se dice que un varón sufre teratospermia leve cuando entre el 10 y el 14 % de sus espermatozoides son normales. El resto presentará algún tipo de alteración, pero este resultado no es concluyente para no poder lograr un embarazo natural y tiene buen pronóstico en este sentido.


Además, a través del suministro de diferentes complejos vitamínicos estas cifras pueden llegar a mejorarse.

Si hubiera que recurrir a alguna técnica de reproducción asistida nos decantaríamos por las más sencillas como son una IA inseminación artificial o una FIV fecundación in Vitro.

2. Teratozoospermia moderada

El recuento de espermatozoides “normales” se reduce aquí hasta llegar a entre un 9 y un 5% del total.

En estos casos las probabilidades de conseguir un embarazo de manera natural descienden drásticamente y se hace necesario acudir a una fecundación in vitro aplicando la metodología complementaria de una ICSI (microinyección intracitoplasmática de espermatozoides), a través de la cual se seleccionan en el laboratorio solo los espermatozoides más capacitados para fecundar el óvulo.

Fecundación in vitro para ser mamá

Photographee.eu || Shutterstock

3. Teratozoospermia severa

Como su nombre indica, es el peor de los escenarios posibles y se diagnóstica cuando los valores de espermatozoides normales de un valor no alcanzan el 5%.

Cómo tratar la teratospermia para lograr el embarazo

En esta situación, si deseas ser madre la viabilidad de lograr un embarazo de forma natural resulta prácticamente nula y se recomienda recurrir igualmente a una FIV con ICSI o, incluso, con la versión mejorada de la misma, una IMSI, en la que se utiliza una lente de más aumentos para así valorar mejor los espermatozoides más competentes.

El tratamiento de la teratozoospermia dependerá de la causa de su origen, pero normalmente como tratamiento natural se recomienda tomar alto contenido de antoxidantes, L-cartnitida enla dieta o  maca andina o vitaminas de vitamina E. Así, los motivos por los que se puede sufrir esta patología son:

  • Tabaquismo, consumo de alcohol o drogas.
  • Una mala alimentación.
  • Varicocele (dilatación de las venas del escroto).
  • Estar en tratamiento de radioterapia o quimioterapia.
  • Hábitos no recomendables como calor excesivo en la zona genital, la utilización de ropa demasiado ajustada en esa área.
  • Episodios febriles o infecciosos.
  • Diabetes.
  • La edad avanzada (superior a los 45 años).

En los casos de varicocele la alternativa es la operación quirúrgica. También es conveniente mejorar los hábitos de vida con la práctica regular de ejercicio y una dieta saludable a través de la alimentación.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No
0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Los contenidos publicados en SerásMamá se redactan únicamente con fines informativos y de divulgación. Nunca pueden sustituir la labor de un profesional ni emplearse para facilitar diagnósticos. Para más información, consulta con tu especialista.

Fecha de última actualización: 26/02/2019

©2019 Serás Mamá es una web de elembarazo.net

Forgot your details?