Causas de infertilidad masculina: azoospermia

Una de las causas de posible infertilidad masculina es la azoospermia. La azoospermia es la ausencia de espermatozoides en el semen eyaculado y existen dos tipos en función de la causa:

Azoospermia obstructiva

Es el tipo de azoospermia menos severo y más fácil de tratar. Prácticamente en el 100% de los casos se le puede ofrecer al paciente la posibilidad de ser padre biológico. Como su nombre indica, en este tipo de azoospermia, el semen no tienen espermatozoides porque existe una obstrucción en la vía que impide su salida. También puede ocurrir que, directamente, no existan los conductos que conectan los testículos con el pene.

La azoospermia obstructiva puede deberse a traumatismos o infecciones seminales . Los procesos inflamatorios como varicocele o prostatitis también pueden provocar esta obstrucción.

Para diagnosticar la azoospermia obstructiva es necesario realizar al paciente un seminograma, ya que en este tipo de azoospermia, no se perciben indicadores externos, ni siquiera hormonales, fuera de lo normal.

Tratamiento de la azoospermia obstructiva

La azoospermia obstructiva se trata en algunos casos con cirugía. Se trata de una cirugía similar a la que se hace cuando se quiere revertir la vasectomía, en la cual se reparan los conductos obstruidos para permitir el paso de los espermatozoides.

En los casos en los que esta reparación mediante microcirugía no sea posible, existen la opción de recuperar los espermatozoides que se encuentran en los testículos mediante una biopsia testicular y practicar una inseminación artificial en la mujer o una fecundación in vitro.

La biopsia testicular es una técnica bastante sencilla, que puede realizarse en el consultorio médico o en el hospital. Dependiendo del tipo de biopsia puede consistir en un simple pinchazo en el testículo para coger una muestra o una incisión en la piel para extraer una pequeña muestra de tejido testicular. La incisión se cierra con un punto de sutura y se cura como una herida normal y con hielo.


Azoospermia secretoraazoospermia

En la azoospermia secretora, el problema es muy distinto. El semen no tiene espermatozoides por que los testículos no lo fabrican o fabrican una cantidad demasiado baja como para que estén presentes en el semen.

Por desgracia es el tipo de azoospermia más frecuente y puede deberse a algún tipo de problema en los testículos o  a alteraciones en la hipófisis, de forma que los niveles hormonales no son los adecuados.

Las causas pueden encontrarse en el desarrollo embrionario que impido la formación correcta de los testículos, en alteraciones genética como el síndrome de Klinefelter o también por traumatismos o exposición a sustancias químicas (quimioterapia, radioterapia y algunos anabolizantes)

Tratamiento de la azoospermia secretora

El objetivo de los tratamiento de fertilidad para los hombres que padecen azoospermia secretora es conseguir espermatozoides en los testículos. Dependerá mucho de cada caso la consecución de ese objetivo, ya que muchas veces, la creación de espermatozoides es completamente nula.. Lo habitual es realizar una biopsia testicular múltiple de ambos testículos para aumentar las posibilidades de encontrar espermatozoides, que se estima se produce en el 50% de los casos.

Otra opción en el caso de hombres con azoospermia que  no presentan ningún problema testicular y que tienen valores de FSH baja, se puede suministrar artificialmente hormona FSH para intentar estimular la producción de espermatozoides. Hay que decir que existen muy pocos casos en los que el motivo de la azoospermia secretora sea un bajo nivel hormonal de FSH pero, de ser así, esta es una posible solución.

En el caso en que se consiga extraer algún espermatozoide, la técnica que se aplicará para conseguir descendencia es la fecundación in vitro con icsi (siglas en inglés de inyección espermática intracitoplasmática). Esta  técnica de reproducción asistida consiste en inyectar con una microaguja un espermatozoide dentro del ovocito. En la FIV convencional se precisa un número mucho mayor de espermatozoides ya que estos se incuban con el óvulo para conseguir la fecundación. Se trata de una técnica que nació, precisamente, para conseguir que puedan ser padres los hombres con un número muy reducido de espermatozoides o con baja movilidad.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No
3 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Los contenidos publicados en SerásMamá se redactan únicamente con fines informativos y de divulgación. Nunca pueden sustituir la labor de un profesional ni emplearse para facilitar diagnósticos. Para más información, consulta con tu especialista.

Fecha de última actualización: 26/02/2019

©2019 Serás Mamá es una web de elembarazo.net

Forgot your details?