Inflamación de la vesícula seminal

La vesiculitis seminal es la inflamación, en ocasiones infección, de una o ambas glándulas vesiculares. La mayoría de las veces se trata de una patología secundaria a la prostatitis. No obstante, puede ocurrir de forma independiente. Sea cuál sea su origen, esta inflamación puede comprometer la salud reproductiva del hombre y, por tanto, ser un problema de fertilidad a la hora de buscar un embarazo en pareja. Os hablamos sobre la inflamación de la vesícula seminal, sus síntomas y su tratamiento.

Vesiculitis seminal

Jack Frog || Shutterstock

Cómo afecta la vesiculitis a la salud reproductiva del hombre

Seguro que para ti no es nada nuevo saber que la calidad del semen influye en el embarazo y que tiene que cumplir ciertos aspectos. Hay que señalar que las vesículas seminales tienen funciones muy importantes dentro del sistema reproductivo masculino. Estas funciones garantizan el funcionamiento normal de los espermatozoides y pueden influir en su fertilidad.

Las vesículas seminales son responsables del proceso de eyaculación. Sin una eyaculación correcta, los espermatozoides no llegarán correctamente a fecundar el óvulo. Además, una función determinante de estas vesículas es la de proteger las células germinales masculinas. Esto implica la síntesis de una sustancia envolvente para los espermatozoides. Una película que protege a estos contra los efectos de la microflora de la vagina.

Causas de la vesiculitis

Dependiendo de la causa de la vesiculitis podremos diferenciar entre varios tipos.

  • Así, si se trata de una vesiculitis de origen infeccioso, la causa será el contacto con estafilococos, estreptococos o bacterias intestinales, entre otros. En este tipo de infecciones seminales, la infección podría pasar de los órganos urinarios a los conductos deferentes, la próstata, los intestinos o incluso a la sangre. No obstante, hay que decir que estos últimos casos son bastante raros, y que se daría por una combinación con orquitis, prostatitis o uretritis.
  • En los casos de vesiculitis aséptica, las causas serian diferentes. En estos casos influirá mucho la vida inactiva, también posibles problemas de hipotermia, una vida sexual interrumpida, el estreñimiento, alcoholismo o incluso el tabaquismo.
Clases de infecciones del semen

Creaturart Images || Shutterstock

Síntomas de la vesiculitis

Lo cierto es que hay muchos casos en los que la vesiculitis es asintomática hasta pasado mucho tiempo. Esto complica bastante el diagnóstico y, por tanto, el tratamiento. Podemos encontrarnos con una vesiculitis junto con una prostatitis crónica. En estos casos, el desarrollo de la enfermedad tendría síntomas como fiebre alta, dolor en la zona perineal y dificultad para orinar.  Además, en el semen pueden aparecer pequeñas gotas de sangre. En estos casos es necesario un tratamiento inmediato, pues las consecuencias son bastante graves.

En el caso de una vesiculitis aguda, los síntomas serán los siguientes:

  • Dolor en la región de la pelvis y la ingle pequeña.

  • El dolor se intensifica por el acto de defecar o cuando la vejiga está llena.
  • La eyaculación es dolorosa y pueden aparecer manchas de sangre en el esperma.
  • Hay una dolencia general, con dolores de cabeza o incluso episodios de fiebre.

En el caso de las vesiculitis crónicas, los síntomas pueden ser los siguientes:

  • Un gran dolor prolongado después del coito.
  • Eyaculaciones involuntarias.
  • Cierto dolor en la erección y la eyaculación.
  • Dolor en el sacro.
  • Micción difícil o dolorosa.

Tratamiento para la vesícula inflamada

Si quieres ser madre y tu pareja tiene este tipo de inflamación es importante que se ponga en manos de un especialista, para que no derive en más problemas de fertilidad. El tratamiento de la vesiculitis dependerá siempre de los resultados del diagnóstico y, por tanto, del tipo de vesiculitis que sea. En los casos más graves, en los que exista una supuración de las vesículas seminales, será necesario una operación quirúrgica.

En los tratamientos por vesiculitis se puede proceder de la siguiente forma:

  • Suministro de medicamentos antibacterianos para poder acabar con los patógenos identificados.
  • Uso de analgésicos y antipiréticos.
  • Fisioterapia: uso de ultrasonido y masajes para reducir las secreciones.
  • Ante la supuración de la vesícula seminal, se realizará un tratamiento quirúrgico. Uso de aguja fina que hará una punción para enjuagar o eliminar los contenidos purulentos de las vesículas seminales.
  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No
0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Los contenidos publicados en SerásMamá se redactan únicamente con fines informativos y de divulgación. Nunca pueden sustituir la labor de un profesional ni emplearse para facilitar diagnósticos. Para más información, consulta con tu especialista.

Fecha de última actualización: 26/02/2019

©2019 Serás Mamá es una web de elembarazo.net

Forgot your details?