¿Cómo afecta el exceso de ejercicio a la fertilidad?

El estado de salud general del hombre y la mujer, tendrá mucho que decir a la hora de tener descendencia. Sí, la fertilidad se asocia a una vida saludable y por lo tanto los problemas de fertilidad a una vida de excesos o malos hábitos, en líneas generales. Cuanto mejor estemos, más salud reproductiva presentaremos. No obstante, tampoco hay que pasarse, el exceso de ejercicio podría afectar a la fertilidad, tanto femenina como masculina.

Deporte y fertilidad masculina

Dejan Stanic Micko

El deporte es bueno para la fertilidad

Todos los médicos y especialistas en reproducción asistida coinciden en que la actividad física ayuda a aumentar la fertilidad. Esta actividad física contribuiría a rebajar los niveles de estrés, al mismo tiempo que controlaría el peso y el estado general de salud de los individuos. Además, reducirá considerablemente los casos de sobrepeso o obesidad, que están relacionados con una mala salud reproductiva.

No obstante, existen muchos estudios que aseguran que el exceso de ejercicio físico también podría ser perjudicial para buscar un embarazo. El ejercicio vigoroso se relaciona con desequilibrios hormonales, tanto en el hombre como en la mujer.

El exceso de deporte y la fertilidad femenina

Si bien es cierto que realizar ejercicio puede ayudarnos a controlar el peso y a aumentar la fertilidad femenina o masculina, y por tanto alejarnos de la obesidad, no siempre es bueno. En el caso de las mujeres, hay que fijarse en las deportistas de alta competición o aquellas que realizan ejercicio intenso diario. Estas mujeres suelen tener alteraciones en sus ciclos menstruales. Además, también tendrían alteraciones en los niveles de estrógenos, algo que podría incluso conducir a la falta de ovulación y de regla. Por lo tato el exceso de ejercicio puede influir en la fertilidad de la mujer y provocar ciclos menstruales anovulatorios, que se traducen como un problema a la hora de ser madre y la ausencia de la ovulación.

La menopausia precoz es una realidad, y aproximadamente el 0,1% de las mujeres la padecen. En el caso de las deportistas profesionales esta cifra aumenta muchísimo. Por ejemplo, las corredoras de fondo estarían en torno al 30%.  Esto tiene una explicación que nos hará entender porque el ejercicio extremo no es bueno. Cuando realizamos mucho ejercicio de forma muy intensa, se altera el porcentaje de grasa corporal y los niveles de glucosa en la sangre. Esto altera la producción de hormonas como la insulina, algo que influiría directamente en la ovulación.


El exceso de deporte y la fertilidad masculina

En el caso de los hombres, el ejercicio extremo también puede ser malo. Un exceso de deporte reduciría la calidad y la cantidad del esperma. Si la calidad y la cantidad es mala, la fecundación tiene menos probabilidades de darse.

Hay que tener en cuenta, además, que algunos deportes pueden estar asociados a movimientos bruscos que pueden, incluso, provocar microtraumatismos en los testículos. Estos golpes inflamarían la zona y podrían desarrollar el varicocele, una de las causas más comunes de infertilidad masculina.

También hay que añadir que la ropa ajustada, bastante normal en los deportistas, puede ser negativa en esto de la fertilidad. Ropa como la de running o la de ciclismo, por ejemplo. Esta ropa hace que la temperatura de los testículos aumente considerablemente.

Por si esto fuera poco, también hay que hablar de los esteroides y anabolizantes  que afectan a la fertilidad masculina y que muchos toman en el gimnasio. Estos esteroides reducen los niveles de hormonas de testosterona.

Deporte y fertilidad femenina

Nenetus

 ¿Cuánto deporte hay que hacer y qué tipo de ejercicios hay que evitar?

En el punto medio está la virtud. Está claro que, si realizamos mucho deporte, y muy intenso, nos arriesgamos a todo lo expuesto anteriormente. Pero no hacer deporte y tener una vida sedentaria tampoco ayudaría. Si quieres conocer más información sobre el deporte y las mejores prácticas pincha aquí e infórmate.

Es necesario una práctica de ejercicio moderada. Hablaríamos de unos 30 minutos diario de deporte o bien 60 minutos 3 o 4 veces por semana. Un buen dato para intentar estar saludable por fuera y por dentro, sin comprometer nuestra salud reproductiva. Ahora bien, si nunca has practicado deporte, lo mejor es que empieces poco a poco. Realizar mucho deporte de golpe podría impactar negativamente en tu capacidad reproductiva.

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Forgot your details?

Ir a la barra de herramientas