Productos tóxicos que debes evitar para no trastocar tu fertilidad

En los últimos años los índices de fertilidad tanto masculina como femenina han descendido drásticamente. La calidad del esperma en los hombres ha ido mermando con el paso de las décadas, mientras que las mujeres también experimentan en muchos casos problemas de fertilidad para lograr una gestación.

Existen factores del estilo de vida actual así como de alimentación que pueden influir en esta situación, pero que podemos revertir con ciertos cambios. Sin embargo, hay también una serie de factores en la sombra que atacan a la fertilidad y no son tan fácilmente reconocibles y mucho menos evitables que los anteriores.

¿Cómo influyen los productos tóxicos a la fertilidad?

Photographee.eu || Shutterstock

¿Cómo influyen los productos tóxicos en la fertilidad del hombre y de la mujer?

En Serás mamá te mostramos todo aquello que puede afectar de una u otra forma a tu fertilidad, hoy nos centramos en los productos tóxicos. Se trata de productos y sustancias que se utilizan de manera habitual en el día a día y que podrían ser responsables en parte del aumento de casos de abortos involuntarios, malformaciones, reducción del desarrollo neuronal, el aumento del cáncer, problemas de atención y TDAH, etc.

Efectivamente, la salud reproductiva puede verse comprometida por la exposición a estos productos químicos tales como pesticidas, plásticos o disolventes.

Existen una gran cantidad de tóxicos presentes hoy en día que pueden trastocar la fertilidad. Un resumen en forma de enumeración podría ser el siguiente:

  • Más allá de los numerosos efectos perjudiciales que tiene para la salud y que todos conocemos, su composición, a base de más de 4.000 sustancias tóxicas entre las que destaca el cadmio, la nicotina y los hidrocarburos, está relacionada con una destrucción de los ovocitos y como consecuencia de ellos empeora la calidad de los óvulos y con la disminución de la reserva ovárica. A esto se suman daños en el útero que aumentan el riesgo de fallos durante la implantación y, en el caso del hombre, la disminución de la calidad seminal (menor número y movilidad de los espermatozoides).
  • Aunque su efecto no es tan devastador como el del tabaco cuando hablamos de fertilidad, un consumo elevado en los hombres también afecta a la calidad del semen. En el caso de las mujeres recientes estudios han demostrado que aquellas que consumen 5 o más bebidas alcohólicas durante una semana tardan más en lograr un embarazo que las que beben menos de esa cifra.

  • Existen en el mercado numeroso tipos de drogas y todas ellas reducen exponencialmente la fertilidad. En el caso del cannabis puede producir annovulación y disminución del número de espermatozoides. El consumo de cocaína aumenta el riesgo de abortos mientras que la heroína incide en la disfunción eréctil. Las drogas de diseño también tienen efectos devastadores aún desconocidos y que, en muchos casos, se experimentan pasados muchos años desde su consumo.
  • Alimentos contaminados. Muchos alimentos que consideramos “saludables” son carnes de animales alimentados con hormonas para engordarlos artificialmente o vegetales que han recibido numerosos pesticidas. Esas sustancias tóxicas se acumulan en el organismo humano perjudicando, entre otras cosas, a su capacidad reproductiva.
Sustancias químicas y fertilidad

Africa Studio || Shutterstock

  • Otro de los productos tóxicos que debes evitar para no trastocar tu fertilidad es un compuesto químico de uso frecuente utilizado en perfumes, lociones, tintes y otros cosméticos. También se emplea para realizar plásticos más flexibles. Afecta al sistema hormonal y endocrino, tanto del hombre como de la mujer.
  • Plomo y mercurio. Con efectos atiestrogénicos. El plomo aparece en la composición de diferentes barras de labios aunque, según los fabricantes, en cantidades muy pequeñas carentes de riesgos por ello debes apostar por el maquillaje natural en esta etapa de tu vida.
  • Otros de los productos tóxicos que pueden afectar tu fertilidad son los herbicidas y los pesticidas. Estos aumentan la tasa de la esterilidad y retrasan la concepción, por lo tanto se traduce a un mayor tiempo hasta lograr el embarazo.

La cantidad máxima de tóxicos que puede asimilar el cuerpo no está cifrada como tal ya que depende de 3 factores principales:

  • La duración del contacto.
  • El mecanismo por el que el tóxico ingresa en el cuerpo (ingerido, por contacto, etc.)
  • La cantidad de dicha sustancia que el cuerpo puede eliminar de manera natural mientras dure la exposición.

Finalmente, existen unos tóxicos más dañinos que otros por lo que es difícilmente medible, ante cualquier duda sobre los tóxicos que debes evitar para no trastocar tu fertilidad no dudes en repasar todo aquello que te inquiete sobre el tema con tu especilista en fertilidad.

Factores que mejoran la implantación del embrión

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No
0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Los contenidos publicados en SerásMamá se redactan únicamente con fines informativos y de divulgación. Nunca pueden sustituir la labor de un profesional ni emplearse para facilitar diagnósticos. Para más información, consulta con tu especialista.

Fecha de última actualización: 26/02/2019

©2019 Serás Mamá es una web de elembarazo.net

Forgot your details?