4 Tipos de infecciones seminales y su tratamiento

Las infecciones seminales son generalmente producidas por gérmenes procedentes de la próstata. Estos gérmenes pasan al semen, dando lugar a procesos inflamatorios capaces de obstruir, total o parcialmente, la vía seminal. Además, los gérmenes también pueden adherirse a los espermatozoides, reduciendo su movilidad y, por tanto, la capacidad fecundadora. Los mismos gérmenes podrían favorecer la producción masiva de anticuerpos antiespermáticos, y con ello, efectos perjudiciales para el hombre a distintos niveles. Repasamos los diferentes tipos de infecciones seminales que existen y las posibles soluciones.

Clases de infecciones del semen

Creaturart Images || Shutterstock

Si una persona sospecha que tiene una infección de la vía seminal, deberá acudir a un especialista en fertilidad para realizarse una serie de pruebas. Estas pruebas de fertilidad pueden ser varias. Por un lado, un cultivo de la orina emitida antes de la eyaculación y un seminograma.

Ambas muestras son tomadas para poder identificar gérmenes y otras células como leucocitos en el semen y un valor anormal de estos. Si se encuentra una presencia masiva de leucocitos, es más que probable que estemos ante una infección.

Infecciones del líquido seminal

Para ser exacto, los diferentes tipos de infecciones del líquido seminal pueden afectar a diferentes partes del tracto genital masculino. Así, podría afectar tanto al aparato reproductor como al urinario. Sería posible una infección de próstata, sí, pero también de la uretra, del conducto eyaculador o los testículos, entre otros. Así, es conveniente saber las diferentes infecciones del líquido seminal que podemos encontrar, y a qué parte afectan, te mostramos en Serás mamá las más destacables.

1. La orquitis

Se conoce como orquitis urliana a la inflamación de uno o ambos testículos. Aunque esta inflamación puede darse por varios motivos, normalmente se debe a una infección testicular o una inflamación del epidimio. Hay que destacar que en este caso la infección puede ser bacteriana o vírica. Así, algunas infecciones frecuentes que derivan en orquitis son la gonorrea o la clamidia. En cuanto al origen vírico, lo más común suele ser un caso previo de paperas.

La orquitis puede causar esterilidad masculina, pues con esta infección la temperatura de los testículos aumenta, alterando por tanto la naturaleza de los espermatozoides.

2. La epidimitis

Se conoce como epidimitis a la inflamación de uno o ambos epidimios. Esta es la parte que conecta cada testículo con los conductos deferentes. Es el lugar en el que maduran los espermatozoides.


La epidimitis suele estar causada por una infección bacteriana en el esperma que se origina en la uretra o la vejiga. Las infecciones más comunes suelen ser la gonorrea y la clamidia. También es posible un diagnóstico similar por la infección de la Escherichia coli.

Otras causantes de esta patología serían las infecciones causadas por el ureaplasma o el Mycobacterium tuberculosis.

Infección del semen

Stock-Asso || Shutterstock

3. La prostatitis

La prostatitis o inflamación de la próstata, engloba un conjunto de síndromes, enfermedades y trastornos funcionales que afectan a la próstata o al área perineal. Suelen tener la misma sintomatología: dolor o molestias en la región perineal y tracto genitourinario.

Es una de las infecciones del semen más comunes en los hombres. Teniendo en cuenta la gran variedad de enfermedades y trastornos asociados a la prostatitis, se pueden dividir en cuatro grandes bloques:

  • Prostatitis bacteriana aguda.
  • Prostatitis bacteriana crónica.
  • Prostatitis no bacteriana crónica o síndrome de dolor pelviano crónico.
  • Prostatitis inflamatoria asintomática.

Si la prostatitis es bacteriana y es leve, normalmente suele responder bien a los tratamientos. En el caso de las prostatitis crónicas, hay otros factores que muchas veces deben ser más estudiados. Factores que podrían complicar un poco las cosas y que comprometerían la salud reproductiva del hombre. Por este motivo, en este y en los demás casos, siempre es importante acudir a un especialista en cuanto se tiene la sospecha de que algo no va bien. Un diagnóstico temprano siempre es el mejor punto de partida.

4. Vesiculitis seminal

La vesiculitis seminal es la inflamación de las vesículas seminales. Esta patología suele surgir por la infección en otras zonas del sistema genitourinario, y en raras ocasiones es una enfermedad considerada como independiente. Como en los casos anteriores, la infección se debe tratar con antibiótico. Generalmente se suele responder bien ante este tipo de infección seminal, siempre que no existan complicaciones.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No
0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Los contenidos publicados en SerásMamá se redactan únicamente con fines informativos y de divulgación. Nunca pueden sustituir la labor de un profesional ni emplearse para facilitar diagnósticos. Para más información, consulta con tu especialista.

Fecha de última actualización: 26/02/2019

©2019 Serás Mamá es una web de elembarazo.net

Forgot your details?