Claves para conciliar tu trabajo con un tratamiento de reproducción asistida

Un tratamiento de reproducción asistida es un tratamiento complicado de sobrellevar. El tiempo de duración depende de la respuesta de cada paciente, no obstante, aunque fueran únicamente 6 meses los de espera, se hace duro. Son muchos los miedos que surgen frente a este tipo de tratamiento “¿Lograremos conseguirlo?”, “¿Estaremos haciéndolo todo bien?”. Sí, hay veces que las parejas se agobian, sobre todo las mujeres, y piensan que sería mucho mejor dejar de trabajar para centrarse únicamente en concebir. Hay veces que el tratamiento de reproducción asistida se hace tan duro que las mujeres deciden no compaginarlo con su trabajo y se piden una excedencia para estar más tranquilas. Decimos desde ya que se puede compaginar, y para ello, os damos una serie de trucos que podrán veniros muy bien, toma nota de las claves para conciliar tu trabajo con un tratamiento de reproducción asistida y no pierdas detalle.

Cómo compatibilizar el trabajo con los tratamientos de fecundación in vitro

loreanto || Shutterstock

¿Es posible conciliar la vida laboral con los tratamientos de fertilidad?

Una de las preocupaciones más grandes durante el tratamiento de fertilidad, además del miedo a que no funcione, es la de compaginarlo con el trabajo. Existen varias preocupaciones y miedos a los tratamientos de fertilidad, pero hay que tener una actitud positiva y apoyarse en la pareja.

Para ser francos, salvo el día de la punción folicular, la mujer puede mantener la actividad laboral con total normalidad. Sí, estos tratamientos son indoloros, no requieren intervenciones mayores y, por tanto, no obligan a la mujer a estar ingresada y ausente de su trabajo durante un tiempo. Es cierto que va a tener que someterse a diferentes pruebas y visitas al especialista en fertilidad, analíticas, ecografías y otras pruebas médicas. No obstante, eso no es un motivo para pensar que no es compatible con el trabajo o que te corresponde baja laboral por la fecundación in vitro.


Viktoriia Hnatiuk || Shutterstock

Trucos para conciliar el trabajo con los tratamientos de fertilidad

Debemos pensar que este tratamiento puede durar 3 meses, 6 meses, un año o prolongarse bastante más. Por ello, no siempre es posible dejar el trabajo en espera. Es más, como podremos observar, el trabajo es incluso beneficioso, pues hace que la mujer se despeje y no esté pensando constantemente en su tratamiento, algo que tampoco es muy recomendable. Repasa los siguentes consejos para conciliar el trabajo con un tratamiento de reproducción asistida y perseguir tu deseo de ser madre:

  • Lo mejor para comenzar un tratamiento de reproducción asistida mientras trabajamos, es buscar los períodos laborales más tranquilos. Sí, seguro que en cada trabajo hay fechas más estresantes que en otras. Por ejemplo, si trabajas en un hotel, es posible que la temporada de verano sea mucho más compleja.  Identifica esas fechas y comienza el tratamiento justo después, cuando estés descansada y queden aún meses para llegar nuevamente a esos días.
  • Lo que se busca durante un tratamiento de fertilidad es, ante todo, tranquilidad. Por tanto, evita por todos los medios los cambios de responsabilidad. Sí, es posible que ese ascenso esté próximo, pero ¿estás segura de que quieres aceptarlo ahora mismo viendo lo que viene? Quizá sea más sensato esperar. Un ascenso conlleva una situación nueva en la que podrías estresarte más de la cuenta. Cuanto menos, merece que lo medites bien.
  • En el caso de que te sobrepase todo, como la relación entre el estrés y la fertilidad no es muy buena, lo mejor es pedir unos días libres. Quizá la mejor recomendación aquí sea hacerlo en el periodo más estresante, que suele ser la estimulación ovárica, cuando la mujer recibe todos esos medicamentos que hacen que sus hormonas estén un poco descontroladas.
  • Siempre buscando la tranquilidad, si te preocupa el tema de la conciliación y te quedas más tranquilo, no dudes en hablar con tu equipo médico. Ellos te explicarán detalladamente el proceso, y te harán ver que no es necesario dejar de trabajar. Además, te informarán de cuántas veces debes ausentarte del trabajo.
  • Aunque no hay una política específica que regule la conciliación del trabajo con los tratamientos de fertilidad y que proteja a estos pacientes frente a las empresas, lo cierto es que la gran mayoría no suele poner problema. Si tienes buena relación con tus jefes, ya tienes mucho ganado. Aprovecha esa situación.
  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No
0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Los contenidos publicados en SerásMamá se redactan únicamente con fines informativos y de divulgación. Nunca pueden sustituir la labor de un profesional ni emplearse para facilitar diagnósticos. Para más información, consulta con tu especialista.

Fecha de última actualización: 26/02/2019

©2019 Serás Mamá es una web de elembarazo.net

Forgot your details?