¿Cuándo es necesario recurrir a la embrioadopción?

La embrioadopción es el resultado de la unión de un óvulo y un espermatozoide procedentes de donantes, en la que se consigue un embrión que será implantando en el útero de una mujer que pretenda lograr un embarazo.

Estos embriones pertenecen a parejas que anteriormente han pasado por algún tratamiento de reproducción asistida y han conseguido un embarazo por lo que deciden, de manera altruista, donarlos para ser utilizados por otros pacientes.

Embrioadopción: cuál es el proceso de adopción de embriones

La adopción de embriones resulta una técnica sencilla, pues gran parte del proceso ya ha sido hecho previamente. Es un recurso que puede ayudar a muchas mujeres / parejas a lograr un embarazo de forma rápida, cómoda y segura.

Entre sus ventajas destacan el porcentaje de éxito, que ronda el 40% por cada transferencia embrionaria realizada, una tasa alta si la comparamos con otras técnicas. También, sus bajos costes (no superiores a los 2.500 euros), ya que no existen procedimientos anteriores que sumen gastos y el tiempo que se invierte en llevarla a cabo.

La mayoría de las clínicas privadas de reproducción asistida cuentan con un banco propio de embriones congelados en óptimo estado, al que acudir cuando se presenta un caso de embrioadopción.

En qué casos debes acudir a la adopción de embriones

Cuando ambos miembros de la pareja presentan problemas severos de infertilidad, este recurso puede convertirse en la opción más adecuada.

Los supuestos más comunes por los que recurrir a ella son:

  • Cuando anteriores tratamientos de reproducción asistida han fallado.

  • Cuando se desea un tratamiento rápido y sencillo y además se dispone de un presupuesto ajustado.
  • En mujeres que sufren un fallo ovárico, reserva ovárica escasa, pre menopausia, menopausia, o falta de respuesta a la estimulación ovárica.
  • Opción válida para aquellas mujeres sin pareja masculina o para mujeres con pareja del mismo sexo.
  • En aquellas parejas en los que la adopción es un recurso ético y moralmente aceptable e incluso deseado, pero desean obtener las ventajas psicológicas de gestar el bebé, así como de vivir el parto y el periodo de lactancia.

Cómo se realiza la transferencia embrionaria

Fases de la embrioadopción

Al no contar con lista de espera es un proceso sencillo. Se introducen en el útero uno o dos embriones que provienen del banco de embriones. En raras ocasiones se llega al límite establecido por la legislación española, que fija el máximo en una misma transferencia en 3.

La receptora solo ha de realizar una preparación endometrial previa a base de medicación, para que su útero se encuentre en un óptimo estado de receptividad. Se realizan controles ecográficos para decidir el momento de implantación y que así el método resulte más exitoso.

El embrión comparte algunos rasgos con sus futuros padres, como el grupo sanguíneo, el factor Rh y parte del fenotipo pero, quitando estas características, poco más pueden saber los pacientes acerca de la procedencia de dichos embriones y de quienes fueron las personas que los gestaron.

Las donaciones de embriones no son pagadas y en los bancos de embriones, éstos son congelados en nitrógeno líquido durante periodos indefinidos de tiempo. Se han dado casos de embriones congelados hace 20 años que han dado fruto a un bebé en la época actual. Además, muchas clínicas ofrecen un acompañamiento psicológico durante el tratamiento para que todo resulte más llevadero a los futuros padres.

Finalmente, una vez que los embriones son implantados en la cavidad uterina de la mujer receptora, esta desarrolla un embarazo similar a cualquier embarazo natural o uno que se haya producido con otro tipo de técnicas de reproducción asistida, como la fecundación in vitro (FIV) o la inseminación artifical (IA).

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

©2018 Serás Mamá es una web de elembarazo.net

Forgot your details?

Ir a la barra de herramientas