¿En qué consiste la embrioadopción?

La embrioadopción, adopción de embriones o recepción de embriones donados es una técnica por cual se transfiere a la paciente receptora un embrión que se ha vitrificado (congelado para su perfecta conservación) previamente.

Muchas parejas que se someten a una fecundación in vitro producen un alto número de embriones para aumentar las posibilidades de embarazo y, una vez conseguido este objetivo, el resto de embriones se considera que son “sobrantes” de dicho tratamiento. La cesión altruista de dichos embriones para que otras parejas puedan adoptarlos, además de un acto de solidaridad, es una acción contemplada y avalada por la ley española. Ser donante de embriones es una acción desinteresada que puede ayudar a otras personas a cumplir su sueño de ser padres.

Además, se trata de una opción muy económica a través de la donación de embriones, ya que la crioconservación no implica grandes costes, aparte de que no obliga a someterse a múltiples tratamientos a la paciente adoptante.

¿Cuáles son las fases de la embrioadopción?

Fases de la embrioadopción

Al recurrir a la embrioadopción, son varias las fases por las que se deben pasar para conseguir finalmente ser mamá y cumplir tu sueño.

Selección de embriones

Se seleccionan los embriones más recomendables en cada caso, procedentes principalmente de un banco de embriones donados. Por lo general, se tienen en cuenta las características físicas de la pareja, así como otros condicionantes: grupo sanguíneo, fenotipo, RH, etc. Lo que se pretende garantizar con esto es la máxima compatibilidad genética del embrión con los futuros padres. El proceso de selección es bastante rigurosos con el fin de conseguir los embriones más adecuados.

Por supuesto, antes de la crioconservación de estos embriones se realizan de forma escrupulosa las pruebas pertinentes para descartar enfermedades, infecciosas, etc.

Preparación de la paciente

Se trata de una preparación endometrial, principalmente, para favorecer el proceso de recepción e implantación de los embriones. Se intenta respetar el ciclo menstrual de la paciente monotorizándolo y determinando cuándo se produce el pico de la hormona LH en sangre, que indica el momento en el que se da la ovulación. Complementando esta acción, se inicia un tratamiento hormonal a base de estrógenos que logre engrosar el endometrio hasta conseguir el valor adecuado. Se programa la fecha de transferencia y se realiza.


Los casos en los que no se respeta el ciclo menstrual natural y se opta por un tratamiento hormonal previo son los siguientes:

  • La paciente está iniciando la menopausia o tiene ciclos irregulares.
  • La paciente presenta graves problemas de engrosamiento del endometrio.

Descongelación y transferencia de embriones

Embrioadopción

Los embriones congelados y almacenados en nitrógeno líquido con una temperatura de -196º, pasan a estado de descongelación (temperatura corporal de unos 37º). Una vez finalizado este proceso (suele ser el mismo día), se transfieren a la cavidad uterina a través de un espéculo colocado en la vagina de la mujer, por el que se introduce una cánula muy fina que los deposita allí.

Aunque parezca lo contrario, este es un proceso indoloro y rápido. No obstante, se recomienda a la paciente un periodo de reposo de dos días, en los que debe evitar las relaciones sexuales, así como evitar esfuerzos y movimientos bruscos. El destino de los embriones sobrantes de una fecundación in vitro suele ser la criopreservación para el futuro, la donación de los embriones o la destrucción.

Confirmación del embarazo

Lo habitual es realizar una prueba en sangre (BHCG) a los 10-12 días tras la transferencia embrionaria. A partir de las dos semanas el resultado puede apreciarse también mediante un test de orina en la paciente.

Durante el tiempo entre la transferencia de embriones y la confirmación del embarazo, la mujer no debe suspender su tratamiento a base de medicación para fomentar que se produzca la concepción y anidación.

Finalmente, cabe destacar que la donación de embriones en nuestro país es totalmente anónima y absolutamente legal, sin importar la procedencia y nacionalidad de la paciente. Cualquier mujer puede adoptar embriones, tanto sola como en pareja. Además, una vez conseguido el embarazo con esta técnica el riesgo de aborto o malformaciones tiene índices similares al de cualquier embarazo natural.

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

©2018 Serás Mamá es una web de elembarazo.net

Forgot your details?

Ir a la barra de herramientas