¿Es posible quedarse embarazada de manera natural tras un tratamiento de FIV o ICSI?

A pesar de que la ciencia hoy en día consigue muchas cosas, sobre todo en cuanto a reproducción asistida o los diferentes tratamientos de fertilidad, existe un pequeño porcentaje de casos que no logra solucionar. Muchas veces, los tratamientos no tienen el resultado esperado y los futuros padres se desesperan encadenando unos a otros sin ver la luz ni posibilidades de éxito. Pero ¿Es posible quedarse embarazada de manera natural tras un tratamiento de FIV o ICSI?

Hoy resolveremos esta cuestión ¿es posible concebir después de la reproducción asistida? pero además, un nuevo fracaso en este tipo de tratamiento supone otro golpe emocional para la pareja, ya de por sí bastante afectada mientras se encuentra en algún proceso de fertilidad.

Concebir después de la inseminación artifcial

Natalia Deriabina || Shutterstock

Sin embargo, no todo depende de la ciencia y existen numerosos casos en los que se ha logrado un embarazo natural después de alternar varias técnicas de reproducción asistida, como la Fecundación in Vitro (FIV) o la ICSI.

Embarazo natural después de un tratamiento de reproducción asistida

En primer lugar antes de entrar en materia y determinas si los embarazos espontáneos post tratamientos de fertilidad son probables, conviene repasar en qué consisten una FIV y una ICSI, y analizar sus tasas actuales de éxito.

La Fecundación in Vitro (FIV) es una técnica de reproducción asistida compleja que a día de hoy ofrecen todas las clínicas de reproducción asistida. Cuando el embarazo natural no es posible, se realiza este proceso para unir los gametos masculino y femenino (espermatozoide y óvulo) en un laboratorio y conseguir un embrión que será implantado posteriormente en el útero de la mujer. Sería el siguiente paso a una Inseminación artificial (IA), en la que el semen del hombre se introduce directamente en la vagina de la mujer en el momento adecuado, dejando que la fecundación se produzca de forma natural.


En la FIV la fecundación se realiza en un laboratorio por lo que se obtienen embriones vivos que se introducen directamente en el útero a través de una cánula. Lo único que hay que esperar es que dicho embrión anide en el endometrio, se produzca la implantación embrionaria y se desarrolle correctamente. El único requisito de la mujer es que pueda producir óvulos por sí misma y que presente un útero “receptivo”. Mientras que, en el caso del varón, sus espermatozoides han de estar sanos, teniendo un número suficiente con movilidad y morfología adecuada.

Por su parte, la ICSI (inyección intracitoplasmática de espermatozoides) es una ampliación de la FIV y suele aplicarse después de varios ciclos de ésta sin resultados positivos, aunque hoy en día es habitual que muchas clínicas les planteen directamente a sus pacientes la opción de realizarse una ICSI sin hacer una FIV sencilla previamente.

Embarazo natural después de la inseminación artificial

Natalia Deriabina || Shutterstock

La microinyección espermática se lleva a cabo en un laboratorio e inicialmente se observan los espermatozoides con unas lentes de aumento para elegir los más indicados y con mejor movilidad para, después, microinyectarlo directamente en el interior del ovocito. De este modo, se eliminan una serie de barreras que los espermatozoides deberían atravesar para fusionarse con el óvulo, lo que aumenta las opciones de éxito.

No obstante, y a pesar de todo esto, siempre existe un porcentaje de parejas a las que no les funciona ningún tratamiento planteado. Pero, incluso en estas situaciones límite no hay que perder la esperanza ya que diferentes estudios han corroborado que alrededor de un 24% de aquellas parejas que no respondían a tratamientos de reproducción asistida lograron su objetivo de ser padres de forma natural después de realizarse los mismo (en un periodo de entre 7-9 años).

Esto también es posible cuando ya se ha obtenido un hijo a través de estas técnicas pero parece otro bebé. En un 17% de los casos en los que se había sido padre a través de una de estas técnicas, se volvió a conseguir sin la intervención de los especialistas.

¿Es posible quedarse embarazada de manera natural tras un tratamiento de FIV o ICSI? sí, no pierdas la esperanza, los embarazos espontáneos post tratamientos de fertilidad sí son posibles, debido a que los altos niveles de hormonas procedentes del tratamiento de fertilidad permiten mejorar ciertas patologías, como la endometriosis. Por otro lado, el embarazo natural después de un tratamiento de reproducción asistida también puede ocurrir cuando se produce un desbloqueo emocional, y se deja el estrés a un lado. Nunca debemos perder la esperanza para cumplir nuestro deseo de convertirnos en padres.

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

©2018 Serás Mamá es una web de elembarazo.net

Forgot your details?

Ir a la barra de herramientas