Las mejores posturas de yoga para quedarte embarazada

La mujer debe estar preparada para un embarazo. Está completamente comprobado que a mejor salud más probabilidades hay de quedarte embarazada. Es cierto que no todas las actividades físicas son convenientes, pues hay ejercicios fuertes que pueden ser contraproducentes para concebir. No obstante, hay opciones como el yoga que son muy pero que muy recomendables. Te hablamos de los beneficios de esta práctica y de las mejores posturas de yoga para quedar embarazada.

¿Cómo el yoga puede ayudarte a quedarte embarazada?

fizkes || Shutterstock

El yoga de la fertilidad o yoga hormonal

Antes de empezar, deberíamos recordar que el cuerpo de una mujer, una vez quede embarazada, tendrá que soportar 9 meses de embarazo. Es decir, la mujer debe estar preparada físicamente, pero también tiene que hacerlo mentalmente.

Partiendo de esto, recordemos que una de las causas principales de la infertilidad femenina está relacionada con el disfuncionamiento de la ovulación. Si bien es cierto que hay problemas concretos que pueden impedir la ovulación, también el estrés puede ser un factor a tener en cuenta.  Este estrés es capaz de acelerar nuestro reloj biológico. Practicando yoga, lograrás reducir este estrés y, por tanto, el envejecimiento prematuro de tus óvulos. La calidad de los óvulos a la hora de buscas el embarazo es esencial para garantizar una gestación saludable.

Hay muchas clases de yoga, y aunque todas pueden ser positivas, hay que hablar del yoga hormonal o yoga de la fertilidad. Una disciplina que se centra exclusivamente en la mujer y en su fertilidad. Está diseñado para ayudar a las parejas que tienen problemas de fertilidad o  dificultades para quedarse embarazadas.  Así, este yoga mezcla posturas tradicionales del yoga con posturas que se han desarrollado específicamente para mejorar la salud reproductiva.

Beneficios de las clases de yoga para concebir

Podemos dividir los beneficios del yoga en beneficios físicos y beneficios mentales. Ambas partes son esenciales para lograr un embarazo. Así, los beneficios físicos serían los siguientes:

  • Mejorar el tono muscular y la fuerza.
  • Mejorar la alineación del cuerpo.
  • Mejorar la respiración.
  • Mejorar la circulación sanguínea en el cuerpo, algo que es muy importante para mejorar la fertilidad. Cuando hay una mejor circulación, nos aseguramos de que los nutrientes de oxígeno sean suficiente y puedan llegar a los órganos reproductivos.

Por otro lado, también hay que hablar de los beneficios del yoga para concebir a nivel mental. Estos beneficios son los siguientes:

  • Menos sensación de fatiga.
  • Mejora del equilibrio entre cuerpo y mente.
  • Mejorar la actitud, que es más positiva.
  • Reducir la ansiedad.
  • Reducir el estrés diario.

Como puedes comprobar este tipo de ejercicio sirve para tener una buena salud y preparar tu cuerpo para el embarazo.

¿Cóomo ayuda el yoga a la fertilidad de la mujer?

fizkes || Shutterstock

Ejercicios de yoga para quedarte embarazada

Si quieres ser mamá recuerda que el yoga hormonal, como comentábamos, hay muchas posturas, algunas tradicionales y otras específicas. Aún así, podemos hablar de tres tipos de postura que mejoran completamente la fertilidad:

  • Postura del puente: en esta postura debe acostarte boca arriba manteniendo las rodillas flexionadas y los pies apoyados en el suelo. Debes mover los pies lo más cerca que puedas a los glúteos. Inhala y exhala con gran profundidad. Poco a poco levanta la pelvis y las nalgas del suelo mientras mantienes los muslos y los pies en el interior de una posición paralela. Junta las manos detrás de tu espalda. Deberás mantener esta posición durante un minuto mientras respiras profunda y relajadamente.
  • Postura de piernas en la pared: es una de las mejores posturas para quedarte embarazada y es muy sencilla. Debes acostarte en el suelo con las nalgas cerca de la pared. Inhala y exhala mientras extiendes tus piernas por el lado de la pared. Descansa las piernas en ella, formando un ángulo de 90º con la pelvis. Mantén esta posición durante dos minutos y luego suelta las piernas lentamente.
  • Postura del zapatero: siéntate en el suelo con las piernas estiradas delante de ti. Lleva los pies hacia la ingle mientras inhalas y empuja las plantas de los pies juntos. Baja cuidadosamente las rodillas al suelo mientras juntas los dedos. Mantén esta postura, pero sin tensión en las piernas. Debes aguantar entre uno y cinco minutos.
  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No
0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Los contenidos publicados en SerásMamá se redactan únicamente con fines informativos y de divulgación. Nunca pueden sustituir la labor de un profesional ni emplearse para facilitar diagnósticos. Para más información, consulta con tu especialista.

Fecha de última actualización: 26/02/2019

©2019 Serás Mamá es una web de elembarazo.net

Forgot your details?