¿En qué consiste el test prenatal no invasivo?

El test prenatal no invasivo es un screening prenatal no invasivo, como su nombre indica, que permite detectar alteraciones cromosómicas y genéticas como el Síndrome de Down que, antes de la aparición de esta técnica, sólo podía hacerse con otras técnicas invasivas como la amniocentesis y la biopsia corial, ambas con mayores riesgos (el más grave de todos la pérdida fetal con un porcentaje de entre un 0,5 y 1 %).

Por su parte, el test prenatal no invasivo consiste en un simple análisis de sangre que ofrece un porcentaje de éxito de detección de un 99% y una tasa de falso positivo de tan solo un 0.1%. Esta prueba puede hacerse a partir de la semana 9-10 de embarazo pero en una clínica privada, ya que no está financiada de momento por la Seguridad Social española. Tampoco lo cubren las aseguradoras privadas, aunque sí que lo ofrecen, por lo que su gasto será siempre un extra para los futuros padres (precio que oscila entre 400 y 600 euros según el centro).

A partir de esas semanas, ya se pueden detectarse en la sangre de la gestante pequeñas cantidades de tejido fetal que se transfieren a través de la placenta.

Test NACE

Por qué recurrir al test prenatal no invasivo

El carácter no invasivo de este test no es el único beneficio que ofrece para aquellas embarazadas que recurren a él. Otra de las ventajas del test prenatal no invasivo son:

  • Evalúa el riesgo de las trisomías más comunes.
  • No implica riesgos para la madre ni para el feto. Serás mamá sin problemas.
  • Tasa de detección para el Síndrome de Down y de Patau es mayor del 99,9%.
  • Es un screening apto también para embarazos gemelares.
  • Resultados en pocos días o semanas.
  • Permite evitar otras pruebas invasivas como la amniocentesis y la biopsia corial.

Test prenatal no invasivo: el llamado método NACE

El término NACE es como se denomina al test prenatal no invasivo que actualmente ofrecen la gran mayoría de clínicas y aseguradoras privadas de fertilidad y ginecología. Su nombre se debe a sus siglas en inglés: “Non-invasive Analysis for Chromosomal Examination”.


El método NACE es la prueba no invasiva más completa que existe en la actualidad y detecta la presencia o no de anomalías correspondientes a los cromosomas 21, 18 y 13 (también llamados síndrome de Down, Edwards y Patau), así como otras alteraciones comunes generadas por los cromosomas sexuales (X y Y), por lo que también da información acerca del sexo del bebé.

En los últimos tiempos, muchas de estas clínicas han sacado al mercado también el estudio NACE Ampliado, que suma, a las anomalías anteriormente mencionadas, la detección de trisonomía para los cromosomas 9 y 16, relacionados con los abortos espontáneos del primer trimestre e identifica hasta seis microdeleciones relacionadas con síndromes genéticos.

¿Para quién está recomendado el test NACE?

Test prenatal no invasivo

Más allá de los problemas relacionados con la infertilidad, existen una serie de perfiles que están destinados a la realización de esta prueba.

  • Embarazadas cuyo resultado tras el cribado normal del primer trimestre (basado en ecografía y analítica) ha arrojado riesgo de anomalías cromosómicas.
  • Mujeres que tuvieron algún embarazo anterior con síndrome de Down.
  • Aquellas personas que desean descartar las alteraciones cromosómicas frecuentes por simple prevención.

¿Puede sustituir el test prenatal a otras pruebas?

Este método es un potente test de cribado y se espera que con él se reduzcan significativamente los casos en los que se practique una amniocentesis o biopsia corial. Pero, si los resultados de NACE salen alterados tras el análisis, los expertos pedirán su comprobación con alguna de estas dos técnicas invasivas.

No hay que olvidar que, aunque mínimo, el test prenatal no invasivo tiene un porcentaje de falsos positivos (aproximadamente un 0.4%) y un resultado positivo siempre debe ser motivo de un estudio más exhaustivo.

Se puede considerar pues que, hoy por hoy, el test prenatal no invasivo se considera una técnica de alta potencia estadística, pero no un método de diagnóstico en sí. Por lo que se deberán valorar otra serie de pruebas para ratificar sus resultados.

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Forgot your details?

Ir a la barra de herramientas