¿Cómo influye la ansiedad en la fertilidad?

La ansiedad no sólo es un problema para nuestro día a día. La ansiedad es, además, uno de los principales problemas a la hora de buscar un embarazo de forma natural. Sí, hay estudios que relacionan los problemas de fertilidad con la ansiedad, por lo que es un tema a tener muy en cuenta si estamos intentando concebir. Veamos detenidamente cómo influye la ansiedad en la fertilidad del hombre y de la mujer.

Efectos de la ansiedad en la fertilidad de la mujer

MikeDotta || Shutterstock

Cómo afecta la ansiedad a la fertilidad femenina

Hay estudios que aseguran que las mujeres con un alto nivel de estrés podrían ovular hasta un 20% menos. Además, la posibilidad de que sus óvulos sean fecundados también disminuiría, concretamente en un 30%.

Los expertos aseguran que el estrés y la fertilidad no son buenos compañeros, este afectaría al hipotálamo que, entre otras cosas, envía la señal a los ovarios para que liberen óvulos. Si la mujer está estresada, no es de extrañar que la ovulación tarde o que simplemente tenga más desajustes.

El estrés también baja la libido, por lo que el interés por mantener relaciones sexuales disminuirá muchísimo. Si la frecuencia disminuye, es obvio que la probabilidad de ser madre y del embarazo también. Además, para que la implantación sea correcta, los niveles de estrógeno y progesterona deben ser buenos, algo que también se vería afectado con el estrés.

Todo esto está relacionado con la hormona del estrés, el cortisol. Las mujeres con altos niveles de cortisol no ovulan. El problema añadido es que muchas veces las mujeres no son conscientes de su alto grado de estrés, por lo que se hace difícil identificar la situación.

Por lo tanto la ansiedad influye en la fertilidad de la mujer, puede producir la incapacidad de concebir de manera natural y puede llevar aparejada una depresión ante dicha dificultad. Por ello, que las clínicas de fertilidad brinden varias sesiones de apoyo psicológico es siempre un acierto. De esta manera la pareja que desea concebir conoce todas las etapas emocionales ante la infertilidad y es consciente de todo aquello que conlleva.

Emociones e infertilidad

fizkes || Shutterstock

Cómo afecta la ansiedad a la fertilidad del hombre

El estrés también puede afectar al hombre, y sí, también a su capacidad reproductiva. Puede influir negativamente en la cantidad de espermatozoides, pero también en la calidad del líquido seminal. Esto es debido a que el estrés produce múltiples efectos fisiológicos sobre el proceso reproductivo.


Por eso, no deseches los consejos psicológicos más prácticos para afrontar los problemas de fertilidad, ya sean causados por la ansiedad o el estrés, dado que pueden ayudarte a encauzar la situación y centrarte en encontrar una solución.

¿Cómo influye la ansiedad en un tratamiento de fertilidad?

No pensemos que en un tratamiento de fertilidad estamos libres del efecto negativo del estrés. Lo cierto es que es todo lo contrario. Durante un tratamiento de fertilidad, la inseguridad y el miedo es aún mayor. Hemos agotado las posibilidades de un embarazo natural, y avanzar hacia la reproducción asistida siempre da miedo. Por tanto, no es raro que la pareja esté bastante estresada.

Este estrés se encarga de generar alertas en nuestro cuerpo que pueden ser negativas y contraproducentes para nuestro tratamiento de fertilidad. Mientras más ansiedad se tenga, más largo se hará el camino y el objetivo quedará más lejos.

La ansiedad influye en la fertilidad, afectando a la parte emocional, por lo que puede ser un saboteador excepcional a la hora de quedarnos embarazados. Una barrera emocional que hará que el logro sea mucho más difícil y que, posiblemente, no respondamos igual de bien a los tratamientos como si lo hiciéramos de una forma tranquila y más sosegada.

Los síntomas de ansiedad son claros. Por ejemplo, consultar constantemente al médico por el más mínimo de los detalles. Normalmente los especialistas te informarán desde un principio sobre el proceso. Si hay alguna duda no hay problema en resolverla, pero obsesionarse es síntoma absoluto de estrés.

También lo es hablar muchas veces sobre el mismo tema. Lo mejor es dejarlo a un lado, hacer vida normal y no incidir en él más de la cuenta. Además, si comemos en cantidad varias veces al día, también puede ser un claro indicio de que estamos padeciendo más ansiedad del que debiéramos.

Ante un cuadro así, y si no queremos que el camino del tratamiento de fertilidad se haga más largo de lo normal, es necesario actuar. A continuación te damos algunas pautas para evitar o prevenir la ansiedad en un tratamiento de fertilidad o a la hora de buscar el embarazo de forma natural:

  • Para ello, intenta relajarte con ejercicios de meditación o de respiración, son muy buenos y logran reducir bastante el estrés de forma inmediata.
  • También es bueno tener un control sobre nuestra alimentación y practicar ejercicio. Deja que el estrés desaparezca quemando calorías, que además vendrá genial para tu tratamiento.
  • No te olvides de distraerte, trabaja, sal a la calle, viaja, pasea y queda con los amigos. Es la mejor terapia para intentar dejar al estrés fuera de tu vida. Además, practica el positivismo, el optimismo, muchas veces, salva vidas.
  • Si crees que tus niveles de estrés y ansiedad son demasiado altos, no te preocupes, hay psicólogos especializados en tratamientos de fertilidad que podrán ayudarte en esta etapa, no dudes en consultarlos.
  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No
0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Los contenidos publicados en SerásMamá se redactan únicamente con fines informativos y de divulgación. Nunca pueden sustituir la labor de un profesional ni emplearse para facilitar diagnósticos. Para más información, consulta con tu especialista.

Fecha de última actualización: 26/02/2019

©2019 Serás Mamá es una web de elembarazo.net

Forgot your details?