¿Por qué recurrir al coito programado es una buena idea?

El coito programado o coito dirigido es una técnica de reproducción asistida no invasiva que consiste en programar las relaciones sexuales de una pareja durante el momento más fértil de la mujer, para así lograr de manera natural un embarazo. Se trata, por tanto, de un proceso sencillo y muy económico, en el que a veces se administra una medicación (vía oral o inyectable) en bajas dosis para inducir la ovulación femenina y “ayudar” a contralarla. Una práctica monotorizada por el ginecólogo, que será quién indique a los pacientes las fechas en las que se produce la ovulación para que mantengan relaciones sexuales.

¿Qué es el coito programado?

g-stockstudio || Shutterstock

Cómo se aplica el coito programado o cómo planificar las relaciones sexuales

En Serás mamá te mostramos cómo se aplica el coito dirigido a la hora de concebir para favorecer que se produzca el embarazo, se analiza el ciclo menstrual de la paciente, empleando para ello diversas ecografías así como análisis de sangre, principalmente.

En mujeres que ovulan con normalidad el ciclo completo transcurre a lo largo de 28 días por lo que la ovulación suele producirse el día 14 de cada ciclo. No obstante, la mayoría de las mujeres con ciclos irregulares o que tienen ciclos un poco más largos o un poco más cortos y que no siempre se repiten. De ahí que a veces sea difícil predecir el momento exacto de la ovulación de manera natural, sin recurrir a ningún tipo de técnica para hacerlo.

Después de practicar una ecografía, cuando el ginecólogo observa entre 1 y 3 folículos mayores de 18mm, decidirá si administrar una inyección para que se complete la maduración de los óvulos y programar las relaciones sexuales. Calculando los días fértiles de la mujer y que la ovulación se produce en las 24, 36 o 48 horas posteriores a esta inyección y el médico determinará los días adecuados para el coito dirigido, recomendando evitar mantener relaciones entre 3 y 5 días antes de la ovulación.

No obstante, no siempre se recomienda para el coito programado a la mujer el uso de medicación. En determinados casos la paciente no recibe ningún fármaco hormonal durante el coito programado y se deja que fluya su ciclo menstrual natural. Tan solo se controla el crecimiento folicular a través de ecografías y el pico en el nivel de LH (hormona luteinizante) mediante análisis de sangre, para predecir el momento exacto de la ovulación.


Dicho esto, puede que te cuestiones si es mejor el coito programado o la reproducción asistida, lo primero que debes saber al respecto es que son técnicas completamente distintas. Descubre otras preguntas sobre el coito programado que pueden ayudarte a conocer mejor esta técnica.

¿Cuáles son los beneficios del coito dirigido?

El coito dirigido se trata de una técnica nada invasiva y muy similar al proceso reproductivo natural. En general, cuando se busca un embarazo, incluso no habiendo problemas de fertilidad, son muchas las parejas que de un modo u otro “programan” sus relaciones o las intensifican cuando se acerca la ovulación.

Ventajas del coito programado

David Pereiras || Shutterstock

Algunos de los beneficios del coito dirigido es que apenas presenta costes económicos y es un sistema sumamente adecuado para aquellas parejas que, por motivos religiosos o morales, se resisten a recurrir a tratamientos de reproducción asistida más complejos y requieren de intervención específica, tales como la fecundación in vitro o la inseminación artificial.

Además, una de las ventajas del coito programado es que funciona relativamente bien en parejas muy jóvenes, sin ningún problema previo de fertilidad, en las que el único contratiempo es que la mujer no tiene unas “ovulaciones” regulares o desconoce cuándo es el momento álgido del proceso.

¿Cuáles son las desventajas del coito programado?

Por su parte, la mayor desventaja que ofrece el coito programado es su escaso porcentaje de éxito (no supera el 10-15%) si lo comparamos con otras técnicas de reproducción asistidas más complejas.

De ahí que este método suela recomendarse a parejas jóvenes (menores de 35 años) y sanas, que llevan poco tiempo buscando el embarazo sin éxito. Otros requisitos son que el semen del varón sea de buena calidad mientras que las trompas de Falopio de la mujer sean permeables, así como que disponga de una buena reserva ovárica.

Finalmente podemos señalar la desventaja del aspecto psicológico en cuanto a la rutina y aburrimiento que produce el tener que planificar todas las relaciones sexuales.

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Forgot your details?

Ir a la barra de herramientas