Las alternativas de la reproducción asistida menos conocidas

Cuando hablamos de Reproducción Asistida sin estar sumamente informados en la materia, los primeros tratamientos de fertilidad que vienen a nuestra mente son, en la mayoría de los casos, la Inseminación Artificial y la Fecundación in Vitro. Ciertamente, ambas son las más conocidas y las primeras a las que acudir, aunque incluso siendo las “más sencillas” presentan múltiples variantes. Lee toda la información sobre las alternativas de la reproducción asistida menos conocidas:

Tasa de éxito de icsi en el primer intento.

Africa Studio || Shutterstock

Métodos de la reproducción asistida para tener hijos menos comunes

No obstante, además de la IA y la FIV, en todas sus versiones, existen otras técnicas más especializadas, avanzadas y, por tanto, menos conocidas, a la hora de conseguir un embarazo con ayuda de los especialistas. Hagamos un repaso en Serás mamá de algunas de ellas…

1. IMSI Inyección intracitoplasmática de espermatozoides

Esta técnica de reproducción asistida es una evolución de la técnica ICSI (microinyección espermática) por lo que, en primer caso, es conveniente saber qué es la ICSI.

Se trata de un proceso mediante el cual, de la muestra inicial de semen, se escoge el espermatozoide más cualificado atendiendo a su morfología y movilidad. Esto hace que aumenten considerablemente las posibilidades de obtener un embarazo minimizando los intentos.

El siguiente paso, la IMSI, consistiría en una técnica mejorada que también selecciona los espermatozoides atendiendo a su morfología pero con grandes ventajas en los casos en los que el hombre sufre de teratozoospermia (cuando la mayoría de sus espermatozoides tienen una forma anormal).

Si en una ICSI normal, la lente utilizada por el microscopio para visualizar los espermatozoides consigue lograr 400 aumentos, en la IMSI se utilizaría una súper lente de máxima precisión que alcanzaría los 6000 aumentos. Una diferencia bastante considerable.

Los rasgos de un espermatozoide que hay que observar para determinar que presenta una adecuada morfología son: cabeza ovalada, cola recta, núcleo fijo y color transparente.

En los casos en los que el varón tiene muy baja calidad seminal es muy recomendable utilizar este procedimiento de reproducción asistida, IMSI. Así mismo también cuando existen problemas como:

  • Fallos anteriores en fecundaciones in vitro con ICSI
  • Resultado de embriones de mala calidad en la fusión óvulo – espermatozoide

  • Alta fragmentación en el ADN espermático
  • Hombres que sufren oligoastenoteratozoospermia severa
  • Fallos repetidos en la implantación embrional

2. PICSI ICSI fisiológico

De nuevo, nos encontramos con otra variante del ICSI habitual. En el ICSI la selección de los espermatozoides mejor cualificados la hace un embriólogo en el laboratorio. De ahí, que a veces, su criterio pueda ser subjetivo.

Diferencias entre las técnicas de reproducción asisitida

lassedesignen || Shutterstock

Mientras que en el PICSI se utilizar, para dicha selección, una molécula similar a la que, de manera natural, envuelve al ovocito. La selección de los espermatozoides más capacitados responde con esta técnica de reproducción asistida a valoraciones mucho más objetivas que en la ICSI simple.

Para realizar esta valoración se utiliza una placa especial con una especie de ácido hialurónico como el que recubre el ovocito. Los espermatozoides que se adhieran a él serán los más cualificados y, por tanto, los elegidos.

Respecto a las indicaciones de esta terapia serían las siguientes:

  • Fallos en ICSI por baja calidad de los embriones
  • Elevada fragmentación del ADN de los espermatozoides
  • Abortos de repetición cuya causa es desconocida o se sospecha que pueda proceder del varón

3. MACS Selección celular inmunomagnética

Técnica de alta cualificación que permite identificar previamente los espermatozoides que van a morir antes de lograr la fecundación, usando una serie de partículas magnéticas biodegradables minúsculas que, cuando están adheridas a un anticuerpo tipo la proteína anexina V, son capaces de visualizar a aquellos espermatozoides que morirán sin poder fecundar el óvulo. Así, se separan unos de otros, de forma que los “elegidos” serán siempre lso mejores.

Todos estos procesos  completan la oferta de técnicas de reproducción asistida que es muy amplia para poder elegir siempre la más acorde al problema o patología de la pareja.

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

©2018 Serás Mamá es una web de elembarazo.net

Forgot your details?

Ir a la barra de herramientas