¿Es verdad que los tratamientos de fertilidad engordan?

Son muchos los mitos que hay en torno a los tratamientos de fertilidad. Lo cierto es que hasta que una persona no se somete a ellos, no obtiene toda la información por parte de un especialista. Así, es muy fácil dejarse llevar por rumores y mitos que nada tienen que ver con la realidad, por ejemplo, con respecto a la estimulación ovárica. Se suele decir que las hormonas que se suministran durante la estimulación ovárica hacen engordar a las mujeres. Veamos qué tiene esto de cierto y toda la verdad sobre si los tratamientos de fertilidad engordan o no

Aumento de peso y el tratamiento de fecundación in vitro

Nok Lek || Shutterstock

Las hormonas de la estimulación ovárica

Cualquier tratamiento de fertilidad, como la inseminación artificial, la fecundación in vitro (FIV) o ICSI, tiene un paso previo, la estimulación ovárica. Esta es la primera fase en estos tratamientos, siempre que se realicen con ovocitos propios.  El objetivo de esta estimulación ovárica, o estimulación de la ovulación, es conseguir la maduración de varios folículos a la vez para aumentar así el número de ovocitos, tanto en una inseminación artificial como en una punción ovárica para una FIV.  Cuanto mayor sea el número de ovocitos, mayores son las posibilidades de que uno de los óvulos pueda ser fertilizado.

Hay que tener en cuenta que el ciclo reproductivo femenino natural es de lo más complejo. Por tanto, la estimulación ovárica es también un proceso complicado. Así, cuenta con varias fases.

Por un lado, durante la maduración del óvulo, o para buscar precisamente esa maduración, el tratamiento hormonal se hará con la hormona folículo estimulante (FSH) y la hormona luteinizante (LH). Estas hormonas permiten un mayor desarrollo de los óvulos maduros. Ambas hormonas se suministran mediante inyecciones que se iniciarán una vez comience la menstruación, durante el primer día del ciclo menstrual.


El momento de la ovulación es bastante decisivo. El tratamiento hormonal administrado y supervisado que la mujer ha recibido en la fase anterior, es el que consigue finalmente la ovulación controlada y totalmente segura.  Una vez se ovule, la mujer se someterá a la punción folicular, y para ello, necesitará de la hormona hCG, que se inyectará 32-36 horas antes de esta punción. Esta hormona induce a la ovulación. Estimula la maduración final del folículo y la consecuente liberación del óvulo, que es lo que una punción o una inseminación busca.

Tratamiento de fertilidad y deporte

VGstockstudio || Shutterstock

Hinchazón temporal con la estimulación ovárica

Tendemos a relacionar desajustes hormonales con ganancia de peso. Bueno, en otros casos puede ser así, pero lo cierto es que con las hormonas que se suministran en una estimulación ovárica no es del todo así.

Todos los medicamentos que se utilizan son hormonas naturales. Cuando se intenta concebir mendiante esta vía y ser madre se trata de alcanzar el nivel natural de estas hormonas, por tanto, en sí mismas no son perjudiciales, siempre y cuando sean prescritas por un especialista.

Hay que recordar que los efectos secundarios de todas estas hormonas existen.¿Engorda la estimulación ovárica? ¿Los tratamientos de fertilidad engordan? Se puede notar molestia en los ovarios, en los senos, malestar general o mareos, pero, además, también es posible notar cierta hinchazón abdominal. Es importante saber que esta hinchazón es completamente pasajera. La mujer no verá un aumento de peso significativo una vez termine el ciclo. Una vez se someta a la punción ovárica estos síntomas, junto con la hinchazón, pasarán.

Ahora bien, hay casos puntuales en los que la hinchazón es mayor. Normalmente esta hinchazón está acompañada con los mismos síntomas “normales” pero presentes con mayor intensidad.  Cuando se relacionan el aumento de peso y el tratamiento de FIV los expertos responden a lo que conocemos como una hiperestimulación ovárica.

La hiperestimulación ovárica es una respuesta exagerada del organismo de la mujer a las hormonas suministradas. Sí, hay mayor retención de líquidos y también un aumento de peso. No obstante, se trata de casos tan raros como peligrosos. Afortunadamente, una correcta supervisión médica y una monitorización constante de los ovarios, logrará que estos casos no terminen en un final dramático.

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

©2018 Serás Mamá es una web de elembarazo.net

Forgot your details?

Ir a la barra de herramientas