7 Hábitos que no debes pasar por alto si quieres mejorar la calidad del esperma

Cuando hablamos de problemas de fertilidad en una pareja, no sólo nos referimos a problemas femeninos. Ni mucho menos. Los datos hablan por sí solos, y un 45% de esos casos están relacionados con el hombre y la calidad del esperma. Muchos son los factores que pueden influir. El estilo de vida parece clave en este punto. Así, te mostramos 7 hábitos que no debes pasar por alto si quieres mejorar la calidad del esperma.

Datos curiosos sobre la infertilidad masculina

Y Photo Studio || Shutterstock

Cómo mejorar la calidad de los espermatozoides

Una de las causas de la infertilidad masculina más comunes es la mala calidad del esperma, ya sea debido a una baja concentración de espermatozoides, en Serás mamá te mostramos cómo mejorar la calidad del esperma y la movilidad de los espermatozoides de manera natural de la mano de una serie de hábitos saludables.

1.Deporte sí, pero sin excesos

El deporte es bueno, sí. Una vida sana se basa en parte en unas buenas rutinas deportivas. No obstante, ve con cuidado. El deporte excesivo puede ser contraproducente en temas de fertilidad.

Escapa de las rutinas de entrenamiento demasiado exigentes, así como las prácticas intensivas del ciclismo, que no es demasiado recomendable para las personas que buscan descendencia ¿El motivo por lo que el ciclismo puede reducir la fertilidad masculina? La fricción que se ejerce sobre los testículos afecta la calidad del esperma.

3. Busca una alimentación equilibrada

La alimentación influye mucho en la calidad del esperma. Los antioxidantes de determinados alimentos pueden ser de lo más beneficiosos. Alimentos como frutas y verduras, por ejemplo, que si se consumen crudas mejor que mejor. Estos antioxidantes y alimentos se encargan de mejorar la calidad del esperma, la movilidad y la morfología de los espermatozoides.

También es importante incluir ácido fólico a través de legumbres, verduras de hoja verde y cereales integrales, el Zinc que puedes encontrar en mariscos, carnes, pescados, huevos y lácteos, la vitamina C  que puedes consumir en la mayoría de los cítricos y algunas verduras y frutas o la vitamina E que proviene de los frutos secos y aceite de oliva. Y por último la vitamina A que encontrarás en los siguientes alimentos: zanahoria, calabaza, verduras de hoja verde y lácteos.


Está demostrado también que consumir diariamente calcio y vitamina D mejoran mucho la fertilidad masculina. Por último, evita por todos los medios las grasas saturadas y el exceso de grasa en general. Mejor apostar por alimentos con menos calorías.

3. Controla tu peso

El sobrepeso afecta a la fertilidad tanto del hombre como de la mujer, la obesidad está relacionada con mayores problemas a la hora de concebir. Hay muchos estudios que demuestran que los hombres con problemas de obesidad presentan un recuento de espermatozoides más bajo que el de las personas que se mantienen en un peso adecuado. Para controlarlo, lo mejor es realizar una rutina de ejercicios diarios y llevar una alimentación equilibrada y sana.

Incrementar la fertilidad del hombre

George Rudy || Shutterstock

4. Evita la ropa ajustada

La ropa ajustada no es buena aliada en eso de la fertilidad masculina. La fricción sobre los testículos puede generar problemas en su calidad. Además, es mucho más adecuado usar prendas de algodón a prendas sintéticas, por eso de la transpiración.

5. Evita el calor excesivo en la zona genital

El calor en la zona de los genitales también puede ser perjudicial para el esperma. Intenta no darte baños demasiado largos con agua caliente, ya que la hipertemia (aumento de la temperatura corporal) puede disminuir la motilidad de los espermatozoides. Además, evita también colocar el ordenador portátil sobre los genitales demasiado tiempo.

6. Reduce el consumo de alcohol y tabaco

Si está buscando un embarazo con tu pareja y posees deficiencias en el semen, lo mejor es evitar o reducir el consumo de tabaco y alcohol. Hay numerosos estudios que han demostrado que la calidad del semen del hombre que no consume ni tabaco ni alcohol es mucho mejor. Este semen, además, es mejor en términos de viabilidad y longevidad. El alcohol y el tabaco se asocian con un deterioro de la función espermática.

7. Reduce el estrés

Finalmente el último hábito que no debes pasar por alto para mejorar la calidad del semen y de tus espermatozoides evita en la medida de lo posible el estrés. Es uno de los mayores enemigos de la fertilidad, tanto masculina como femenina. Si sufres un gran nivel de estrés, tendrás una baja calidad reproductiva.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No
0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Los contenidos publicados en SerásMamá se redactan únicamente con fines informativos y de divulgación. Nunca pueden sustituir la labor de un profesional ni emplearse para facilitar diagnósticos. Para más información, consulta con tu especialista.

Fecha de última actualización: 26/02/2019

©2019 Serás Mamá es una web de elembarazo.net

Forgot your details?