Cómo prepararte ante un tratamiento de reproducción asistida

Los tratamientos de reproducción asistida asustan ya sean de inseminación artificial o de fecundación in vitro. Asustan por el procedimiento, pero más aún por la incertidumbre ¿Lograré quedarme embarazada? ¿Funcionará esta vez? ¿Cuánto tiempo tendré que esperar para poder tener un hijo? Sin duda, este camino es duro. Así, es importante saber cómo prepararse ante un tratamiento de reproducción asistida. Te damos algunos consejos que seguro te vendrán bien en esta espera.

Consejos para preparar el cuerpo antes del tratamiento de reproducción asistida

En Serás mamá te mostramos una serie de consejos para prepararte para el tratamiento de reproducción asistida, recuerda que es muy recomendable que las mujeres y hombres que van a someterse a un tratamiento de reproducción asistida, ya sea una inseminación artificial o una fecundación in vitro, tengan una vida sana antes de someterse a ello.

Cómo prepararse para el tratamiento de inseminación artificial

Ditty_about_summer || Shutterstock

Será necesario cuidar la dieta, siendo esta lo más saludable posible, completa y variada. Además, la mujer puede incluir algunos alimentos que ayudan a mejorar la fertilidad, como aquellos que son ricos en antioxidantes, Zinc o ácido fólico. Por otro lado, hay que intentar reducir la ingesta de hidratos de carbono o las bebidas estimulantes.

1. Deja el tabaco y elimina el consumo de alcohol

El tabaco y el alcohol son dos grandes enemigos de la fertilidad, por tanto, también pueden jugar en contra de los tratamientos de fertilidad. El tabaco afecta directamente a la fertilidad masculina, bajando la calidad del esperma, y también a la producción de óvulos sanos. Por este motivo, se aconseja dejar de fumar antes incluso de someterse a estos tratamientos. Por ello para prepararte para un tratamiento de reproducción asistida o de fertilidad lo ideal es que conozcas los mejores consejos para dejar de fumar cuando estás intentando quedarte embarazada y así evitar fumar en la gestación.

En cuanto al alcohol, debe eliminarse completamente antes de una inseminación artificial o una fecundación in vitro, pues puede repercutir también de forma negativa sobre la calidad de los óvulos.

2. Realiza ejercicio de forma moderada

Uno de los cuidados básicos antes del embarazo es tener una vida activa y huir de la vida sedentaria no te ayudará a quedarte embarazada. El ejercicio es bueno y recomendable. Hacer ejercicio físico de forma regular, unos 30 minutos de deporte al día, bastará. Cuidado, pues el ejercicio en exceso o el ejercicio de gran intensidad puede ser contraproducente. No obstante, el ejercicio moderado no sólo es recomendado antes de someterse a los tratamientos de fertilidad, también durante todo el proceso.

3. Jamás perder la paciencia

Si te cuestionas cómo prepararte ante un tratamiento de reproducción asistida no olvides que el estrés y la impaciencia no te ayudarán. Estos tratamientos tienen una serie de pasos, fases y requerimientos. Pueden ser largos, pueden ser desesperantes en ocasiones, no obstante, no hay que perder jamás la paciencia.


Quizá durante el primero intento no logremos el embarazo deseado, pero eso no significa que tengamos que tirar la toalla. Hay que lucha por lo que uno quiere, también en cuestión de tratamientos de fertilidad.

Cómo prepararse emocionalmente para la fecundación in vitro

PonomarenkoNataly || Shutterstock

4. Tener confianza plena con el equipo médico

Las dudas sólo generan malestar, y el malestar, a su vez, genera estrés. Sabemos que el estrés es un enemigo bastante importante de la capacidad reproductiva. Así pues, hay que eliminar todas las dudas para poder eliminar el estrés asociado.

Consulta todo lo que necesites con tu equipo médico sobre el estrés provocado por los problemas de fertilidad y no dejes que te venza la impaciencia. No especules, no creas opiniones de terceros. Si hay algo que te preocupa, directamente pregunta a los especialistas. El exceso de información, ya sea por tercero o por internet, puede confundir y crear situaciones de estrés.

5. Técnicas de relajación

Estar libres de estrés es tan importante, que no vendrá mal practicar técnicas de relajación. Aprende a controlar la respiración, practica yoga o simplemente medita. Sobre todo, cuando tengas que enfrentarte a la betaespera.

6. Tener muchos proyectos

Sí, puede que ahora mismo el embarazo sea tu mayor prioridad. No obstante, no hay que dejar que esto termine con tu relación de pareja. Tenéis que hacer planes juntos, planes que nada tengan que ver con niños o con médicos y tratamientos de reproducción asistida. No te olvides de tus amigos ni de tu familia, en los momentos malos son los que mayor apoyo te darán.

7. Expresar sin miedo los sentimientos

En muchas ocasiones, las parejas que se someten a tratamientos de reproducción asistida se aíslan. Tienen miedos y consideran que compartirlos con su pareja puede acarrear más problemas. Nada más lejos de la realidad. La comunicación entre pareja es importantísima. Cuanto más hables con tu pareja, más relajados estaréis ambos, y hemos quedado en que eso es esencial para que todo salga bien.

 

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Forgot your details?

Ir a la barra de herramientas