La artemisa, una planta ideal para favorecer tu fertilidad

La artemisa, conocida también como la hierba de San Juan, es una planta de Europa y Asia que pertenece a la familia de las Asteraceae. Crece en verano, y está considerada como una de las primeras plantas medicinales usadas por el hombre. En la medicina tradicional popular se usan las flores, los tallos y las hojas.  Cuenta con innumerables beneficios para la salud general del hombre, y, además, es una planta asociada a la mujer y su salud reproductiva. Sí, artemisa y fertilidad están fuertemente vinculadas y puede ser uno de los cuidados antes del embarazo básicos para aumentar tus probabilidades de concebir.

¿Cómo mejora la artemisia a la fertilidad?

Fuente || Pixabay

Artemisa y fertilidad

En Serás mamá te mostramos cómo la artemisa está muy relacionada con el ciclo menstrual de la mujer y su salud reproductiva. ¿Cómo influye la artemisa en la fertilidad femenina? La artemisa tiene muchísimos beneficios para nuestro organismo, pero, ante todo, es una planta que está asociada a la mujer. El motivo es simple, la artemisa es capaz de restaurar el equilibrio menstrual, así como también atenuar los dolores y molestias que ocasiona la menstruación. Estas aplicaciones, que en su origen estaban basadas en la creencia popular, han sido confirmadas científicamente por estudios posteriores.

Como curiosidad, y para ver la importancia que se le da a esta planta desde la antigüedad con relación a la mujer, el nombre de artemisa viene de la diosa griega Artemisa. Hija de Zeus y hermana de Apolo, Artemisa era invocada por las mujeres embarazadas con el fin de tener un parto apacible.

En la medicina ayurvédica, la artemisa se ha empleado desde hace mucho para tratar problemas ginecológicos de la mujer, por ejemplos como tratamiento natural para la amenorrea o incluso para la etapa de la menopausia.

La artemisa es en sí un gran estimulante uterino que ayuda a regular el ciclo menstrual de las mujeres, y que, por tanto, logra que la fertilidad de las mismas sea mayor.

Sí, la artemisa puede ser un gran aliado cuando estamos buscando descendencia, o simplemente para regular nuestros ciclos menstruales. No obstante, hay que reconocerle muchas más propiedades y beneficios como los siguientes:

  • Está indicada para resfriados y gripes.
  • Combate la retención de líquidos.
  • Facilita la digestión y evita que sean lentas y pesadas.
  • Es una planta muy usada para evitar el estrés y la fatiga física y psíquica.

  • Se usa también para estimular la función de los riñones.
  • Está indicada en depresiones leves.
  • Combate las infecciones.
  • Ayuda a eliminar parásitos intestinales.
  • Purifica la sangre y facilita la eliminación de toxinas.
  • Es una planta excelente para realizar limpiezas de hígado.
  • También se emplea en problemas de cólicos.
  • Es capaz de aliviar los vértigos y los mareos.

Cómo consumir la artemisa para aumentar la fertilidad femenina

Es una de las infusiones que te ayudarán a aumentar tu fertilidad femenina y es que la artemisa puede tomarse mediante infusiones con hojas secas de la planta. Puedes hacer una infusión con unos 15 gramos en medio litro de agua hirviendo. Podrás beber 3 veces al día de eta infusión.

¿Cómo ayuda la artemisa a quedarte embarazada?

Fuente || Pixabay

Por otro lado puedes tomar píldoras o capsulas de artemisa para aumentar la fertilidad femenina. Hay también pastillas de artemisa que puedes encontrar en herboristerías y farmacias. También se presenta en aceites o en gotas, como en el caso de la valeriana.

Contraindicaciones y efectos secundarios de la artemisa

La artemisa es una planta natural, pero no por ello significa que esté libre de efectos secundarios o que no encuentre contraindicaciones. Por ejemplo, si la usa de forma tópica, puede producir picazón, urticaria o erupciones. En este caso es mejor dejar de usarla y consultar con tu médico.

También se han registrado casos de sibilancias u opresiones en el pecho. Además, no está recomendado su consumo en personas que están tomando medicación para diluir la sangre.

Aunque como hemos comentado es una planta asociada a la salud femenina, está contraindicada en las mujeres embarazadas. También en las personas que tengan problemas en su hígado. Esto es debido a que la artemisa contiene, igual que el ajenjo, tuyona. Se trata de una sustancia tóxica que hay que tomar con precaución en los casos mencionados anteriormente. Ante cualquier duda sobre cómo influye la artemisa en la fertilidad de la mujer, no dudes en consultarlo con tu especilista.

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Forgot your details?

Ir a la barra de herramientas