La biopsia testicular como remedio a la azoospermia

Una de las causas de infertilidad masculina es la azoospermia es la ausencia de espermatozoides en el semen, de manera que un embarazo de forma natural resulta inviable debido a dicho factor masculino. Según sea su origen podemos distinguir dos tipos de azoospermia: obstructiva y secretora. Y cada una de ellas marca las posibilidades de obtener una gestación y los diferentes tipos de tratamientos. Hoy te mostramos todos los detalles sobre la biopsia testicular como remedio a la azosspermia, presta especial atención:

No obstante, cuando existe este problema de fertilidad en una pareja, acudir a alguna técnica de reproducción asistida parece inevitable. En Serás mamá hemos recopilado toda la información sobre la biopsia testicular como alternativa a al azospermia, descubre en qué consiste y cuál es el procedimiento.

Biopsia testicular como alternativa a la azoospermia

Pressmaster || Shutterstock

Tipos de azoospermia

  • Azoospermia obstructiva: Su pronóstico es mejor que el de la secretora, pudiendo alcanzar un porcentaje de éxito a la hora de lograr un embarazo siendo el padre biológico de hasta un 100%. Esto se debe a que el hombre tienen la capacidad de producir espermatozoides pero no consigue expulsarlos durante el eyaculado, debido a algún tipo de obstrucción. Las alternativas, una vez realizadas las pruebas pertinentes que hayan diagnosticado este tipo de azoospermia, pasan por lograr muestras de espermatozoides mediante aspiración de epidídimo o técnica MESA o mediante la biopsia testicular.
  • Azoospermia secretora. Tiene un pronóstico peor a la hora de convertirse en padre biológico, ya que el problema es que no se producen espermatozoides. Requiere, sí o sí, de la biopsia testicular para intentar lograr algún espermatozoide aislado y así poder fecundar el óvulo mediante técnicas Fecundación in Vitro u otras técnicas de reproducción asisitida. Su origen pueden ser determinadas alteraciones genéticas u hormonales, grandes traumatismos, etc.

Para determinar qué tipo de azoospermia sufre un hombre se le realizarán pruebas como un espermiograma, análisis de sangre, reconocimiento y palpación de los testículos y, finalmente, una biopsia testicular, que consiste en una sencilla intervención quirúrgica que permite extraer una muestra de espermatozoides directamente de los testículos.

La biopsia testicular como alternativa para la azoospermia

Cuando la azoospermia es de tipo obstructiva, la biopsia testicular se convierte en el mejor aliado para conseguir un embarazo. En esta intervención se extraen los espermatozoides directamente de la fuente de producción de los mismos, los testículos y mediante una FIV, se fecunda el óvulo.


  • El proceso es sencillo, con una duración que no supera los 20 minutos y anestesia local o sedación. Se extraen pequeñas secciones internas del testículo en busca de espermatozoides. Se abren unos 2-3 centímetros de la piel del testículo para obtener este tejido.
  • A veces pueden requerirse varias tomas, entre dos o tres de cada testículo y existen diferentes tipos de biopsias y técnicas: Lupa, TESE y MicroTESE básicamente.
  • Las poca complicaciones que puede haber consisten en hinchazón, dolor o sangrado, fácilmente controlables con el tratamiento adecuado.
Biopsia testicular como alternativa a la azoospermia

Africa Studio || Shutterstock

Otra alternativa es la punción testicular, técnica parecida pero menos invasiva y también, menos eficaz. La muestra obtenida con la punción es bastante menor que con la biopsia por lo que se minimizan las posibilidades de hallar una producción de espermatozoides. La elección de una u otra dependerá de la opinión del especialista y el problema de cada paciente en concreto.

Estudios complementarios a la biopsia testicular

Existen ciertos estudios complementarios una vez se ha realizado una biopsia testicular.

  • Estudio de meiosis. Analiza factores como la estructura, la composición y la ordenación cromosómica en cada fase de la espermatogénesis para descartar también los abortos de repetición por fallos masculinos.
  • Estudio de histología. Resulta del análisis del tejido de la muestra para valorar la capacidad de producción de espermatozoides y determinar en qué punto de la espermatogénesis falla el proceso.

Cuando, después de una biopsia testicular y del resto de pruebas que la complementan, se decreta que el origen es la azoospermia secretora y que no existe ningún foco de producción, por mínimo que sea, de espermatozoides, habrá que recurrir a la donación de esperma para lograr el embarazo.

 Especial sobre la donación de semen

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Forgot your details?

Ir a la barra de herramientas