¿Por qué el factor tubárico es una causa de infertilidad femenina?

Las trompas de Falopio tienen una función vital en el proceso de reproducción. Son las vías a través de las cuales los espermatozoides se desplazan desde el útero hasta los ovarios con la intención de fecundarlos. También transportan el óvulo una vez fecundado hasta el útero para que pueda implantarse en el embrión.

Para llevar a cabo ambas funciones, las tromas de Falopio han de tener dos características básicas: capacidad de movimiento y permeabilidad. Por tanto, si estas trompas presentan alteraciones u obstrucciones, la fertilidad femenina puede verse comprometida. Se calcula que entre un 30-40% de las mujeres con algún problema de infertilidad lo tiene por el factor tubárico.

Cabe destacar que cuando es una sola trompa la que está afectada, el embarazo puede conseguirse de manera natural aunque, obviamente, se reduce el porcentaje de éxito. Sin embargo, si ambas trompas presentan lesiones habrá que recurrir inevitablemente a la reproducción asistida y, más concretamente, a la fecundación in Vitro.

Causas que provocan el factor tubárico

Factor tubárico infertilidad

Los problemas de fertilidad debidos al facor tubárico pueden tener como causa los siguientes motivos:

  • Infección pélvica. Es la causa más frecuente y sucede en 8 de cada 10 casos. Puede estar debida a distintas enfermedades de transmisión sexual como la clamidia y la gonorrea; a un legrado uterino post aborto; problemas con inserción de un DIU de cobre; o una sepsis puerperal.
  • Cirugía pélvica o abdominal. Apendicitis, ligaduras de trompas, extracción de quistes en ovarios, eliminación de miomas uterinos, cirugías para tratar las malformaciones uterinas…
  • Haber sufrido un embarazo ectópico que derive en la extirpación de la trompa.
  • Endiometriosis. Esta alteración es una enfermedad del endometrio invasiva por la cual el tejido del endometrio crece fuera de su entorno y se implanta en otras localizaciones, dañando los tejidos propios de las mismas.
  • Adherencias pélvicas. Áreas de tejido cicatrizal que se forman cerca de los órganos como los ovarios, las trompas, el útero, etc.
  • Hidrosalpinx. Una o ambas trompas están bloqueadas y dilatadas por un líquido que se acumula en su interior. Esta patología suele ir precedida de una infección previa. Este líquido resulta tóxico para los embriones.

Cómo se diagnostica el factor tubárico


 

Factor tubárico infertilidad

Muchas de estas alternaciones cursan sin presentar síntomas en la mujer por lo que suelen ser detectadas una vez que comienzan los problemas de fertilidad y la mujer decide realizarse un estudio clínico al respecto.

Las pruebas más frecuentes que se llevan a cabo para diagnosticar el factor tubárico son las siguientes:

Histerosalpingografía

Es la más común. Para saber cómo se hace la histerosalpingografía hay que entender que se inyecta un líquido de contraste en las trompas para visionar cómo hace el trayecto a través de las mismas, mientras se toman fotografías por Rayos X. Si existe obstrucción dicho líquido queda atrapado en algún punto de la trompa.

Requiere la toma de analgésicos para evitar el dolor y de antibiótico para prevenir infecciones.

Histerosonografía

Se inyecta suero fisiológico a través del útero y se comprueba la permeabilidad de las trompas mediante una ecografía. También implica la toma de analgésicos y antibiótico.

Laparoscopia

Pequeña intervención quirúrgica que se utiliza en casos muy concretos. Se realizan unas pequeñas incisiones a nivel umbilical y se introduce una cámara para observar el funcionamiento de las trompas en directo.

¿Existe tratamiento del factor tubárico?

Si las trompas de Falopio están dañadas la única solución es la intervención quirúrgica y su aplicación dependerá del tipo de lesión que presenten. Por ejemplo, las afecciones por endometriosis sí que suelen operarse mediante laparoscopia pero en otros casos no, debido a la complejidad de la propia operación.

Para lograr la fertilidad, en estos casos se aconsejará un tratamiento de fecundación in Vitro, una técnica de reproducción asistida que no necesita la funcionalidad tubárica para lograr el éxito.

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Forgot your details?

Ir a la barra de herramientas