Tipos de infertilidad masculina

La infertilidad masculina afecta alrededor del 35% de parejas que tienen problemas de para concebir. Son muchos los factores que pueden incidir en ello y diferentes los tipos de infertilidad masculina que existen.

Tratamientos y clases de infertilidad masculina

Uber Images

Hoy os contamos cuáles son los diferentes tipos de infertilidad masculina y los tratamientos que existen para cada uno de ellos.

Causas de la infertilidad masculina

A muchos hombres les cuesta reconocer la posibilidad de padecer infertilidad masculina, pero es importante acudir a un profesional médico que os indique qué pruebas de fertilidad debe realizarse.

Además, es recomendable que sea el hombre el que se realice las pruebas de fertilidad en primer lugar, ya que resultan ser pruebas menos invasivas que las de la mujer.

Hay numerosos elementos que pueden producir alteraciones y afectar de forma directa a la fertilidad masculina. Llevar un estilo de vida poco saludable, el estrés y la ansiedad, y también el entorno medio ambiental, entre otras causas fisiológicas, son algunos de ellos.

En este sentido, en términos generales, las causas de la infertilidad masculina se deben a:

  • Defectos en los espermatozoides
  • Disminución o ausencia de la cantidad de espermatozoides
  • Bloqueo en la liberación de espermatozoides
  • Baja calidad del semen

Tipos de infertilidad masculina

Oligospermia

Se refiere a una baja concentración de espermatozoides en el semen. En este caso, el tratamiento de la infertilidad masculina se encamina a estimular la producción de espermatozoides y así aumentar la fertilidad masculina. La oligospermia puede ser leve o severa, lee todo sobre la oligospermia severa.

También, recomiendan mantener relaciones sexuales con menor frecuencia para disminuir los síntomas de la oligospermia que la concentración sea mayor durante el acto sexual y aumentar así las posibilidades de embarazo de la mujer.

Aspermia

La aspermia se produce cuando la eyaculación no se produce hacia el exterior. El hombre tiene la misma sensación de eyaculación, pero el semen no llega a salir del cuerpo.

Está provocada principalmente por la eyaculación retrógrada, la obstrucción de los conductos seminales o por complicaciones en ciertas cirugías. El tratamiento, en este caso, se centraría en obtener los espermatozoides directamente de los testículos mediante una punción.

Azoospermia

Es la ausencia total de espermatozoides en el semen. Puede ser azoospermia secretora, un tipo de infertilidad masculina en la que no se producen espermatozoides, o azoospermia obstructiva, en la que los conductos se obstruyen y no dejan pasar a los espermatozoides.

Oligoastenozoospermia

Es la reducción del número de espermatozoides y de la movilidad de los mismos. Aparece por diferentes causas, que pueden ser hormonales, genéticas, infecciosas, entre otras.

Astenozoospermia

En este caso, los espermatozoides presentan una baja movilidad, y este hecho disminuye las probabilidades de éstos alcancen el óvulo.

El tratamiento de este tipo de infertilidad en el hombre depende de las causas, que pueden estar motivadas por diversos factores.

Teratozoospermia


En la teratozoopermia, es la morfología espermática la que se ve alterada.

Aneyaculación

La aneyaculación es la ausencia de eyaculación, hecho que impide fecundar el óvulo. Algunas de las causas más frecuentes son las lesiones medulares, la diabetes, los desequilibrios hormonales y también las causas psicológicas.

Tratamientos de la infertilidad masculina

En la actualidad, la realidad es que existe tratamiento para la gran mayoría de trastornos que provocan la infertilidad masculina.

Infecciones genitales

Las infecciones genitales pueden ser una de las causas de infertilidad masculina. Para estos casos, la solución reside en el tratamiento de la infección.

Eyaculación retrógrada

La eyaculación retrógrada es aquella en la que el semen no sale del pene durante la eyaculación, sino que entra en la vejiga. Puede estar provocada por un mal funcionamiento del esfínter de la vejiga, a ciertos fármacos, o por algunas enfermedades como la diabetes, entre otras.

El tratamiento de la infertilidad masculina, en este caso, se encaminará a solucionar el problema de raíz que la provoca.

Causas fisiológicas

Es posible que el hombre padezca ciertas anomalías que impidan que los espermatozoides entren en el semen. Algunos defectos congénitos o provocados por algún golpe o trauma, son algunos de ellos. El tratamiento suele ser una intervención quirúrgica destinada a corregir el problema.

Varicocele

Dentro de las causas físicas más frecuentes que pueden provocar infertilidad masculina se encuentra el Varicocele. Se produce cuando las venas varicosas del escroto crecen y evitan que la sangre fluya con normalidad.

Generalmente, aparece durante la pubertad, con molestias o dolor en el escroto. En el varicocele, la dilatación de las venas puede provocar un "sobrecalentamiento" en los testículos que puede acabar afectando su capacidad funcional.

El tratamiento de la infertilidad masculina provocada por el varicocele irá encaminada a reducir la presión y el aumento de temperatura de los testículos. Los más frecuentes son los fármacos vaso constrictores, y si no es suficiente, una intervención quirúrgica que generalmente no requiere de hospitalización.

Obstrucción del conducto eyaculador

Puede ser debida a una inflamación en la zona o a la presencia de quistes congénitos en los conductos eyaculatorios. En algunos casos, puede dar lugar a aspermia y en otros a oligospermia. El tratamiento es generalmente quirúrgico.

Desarreglos hormonales

Los hombres también pueden padecer algunos desequilibrios hormonales, provocados por ejemplo por la glándula pituitaria o la tiroides. Estos trastornos también pueden provocar infertilidad masculina, cuyo tratamiento suele ser farmacológico con tratamientos hormonales. Conoce en profundidad los desarreglos hormonales y sus efectos en la fertilidad masculina.

Problemas auto inmunes

En algunas ocasiones, el sistema inmunológico del hombre puede atacar a las células espermáticas por error. El resultado de ello no es otro que la afectación del esperma, generando a su vez ciertos problemas de infertilidad. El tratamiento de la infertilidad masculina, en este caso, consiste en extraer el esperma directamente de los testículos, para ser empleado posteriormente en técnicas de Inseminación artificial.

Enfermedades genéticas

A pesar de que no es lo más común, existen ciertas enfermedades como la fibrosis quística entre otras, que pueden ser causa de infertilidad masculina.

Problemas sexuales

Los problemas sexuales como la disyunción eréctil o la eyaculación precoz, también pueden tener cierta incidencia en la posibilidad de fecundar a la mujer.

La primera se relaciona con problemas de estrés, ansiedad, baja autoestima u otros problemas psicológicos, o también ser provocado por ciertos medicamentos contra la depresión.

Además de los tipos de infertilidad masculina ya citados, existen otros factores que afectan a la calidad del semen y también pueden ser causa de infertilidad masculina. Entre éstos se encuentran la obesidad, el consumo de alcohol, drogas o tabaco, el exceso de ejercicio físico, el estrés, las altas temperaturas o la exposición prolongada a ciertos elementos tóxicos como pesticidas, radiaciones, o metales pesados, entre otros.

Como veis, existe un tratamiento para cada uno de los tipos de infertilidad masculina. Lo más importante es acudir a un profesional médico que os ayude a identificar la causa de infertilidad masculina para poder establecer el tratamiento más adecuado. ¡No desesperéis!

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

©2017 Serás Mamá es una web de elembarazo.net

Forgot your details?

Ir a la barra de herramientas